Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TURBULENCIAS EN LOS MERCADOS

Dimite el presidente del Banco Central de Rusia mientras el rublo sufre un nuevo desplome

La crisis financiera en Rusia se acentúa. Ayer presetó su dimisión el presidente del Banco Central de Rusia, Serguéi Dubinin, quien alega presiones por parte del Gobierno y la banca. Antes de comunicar su decisión, Dubinin había decidido suspender la cotización del rublo, que sigue su vertiginosa caída en picado. Antes de la suspensión, se llegaron a cruzar operaciones en las que un dólar se cambiaba por 50 rublos. Ante la gravedad de la situación, el Reino Unido ha propuesto a los socios del Grupo de los Siete una cumbre en Londres para estudiar la crisis el próximo sábado, día 12. Ayer, las bolsas mundiales registraron alzas y el dólar continuó depreciándose.

El gobernador del Banco Central de Rusia, Serguéi Dubinin, cedió ayer a las presiones que desde el Gobierno, los bancos y el Parlamento se estaban ejerciendo sobre él y presentó su dimisión. Fue una nueva jornada caótica en la que el Banco Central se vio obligado a suspender las operaciones de compraventa de rublos en el sistema electrónico interbancario de divisas antes de las 10.30 horas, sobre cuya base se fija la cotización oficial (ayer de 18,90 rublos por dólar, con una reducción del 18%) por el espectacular desplome. Prácticamente no había nadie que ofreciera dólares. Había demanda de 35 millones de dólares y oferta de sólo 10.000, lo que produjo el nuevo desplome de la moneda nacional rusa.Las operaciones en el sistema electrónico interbancario continuaron después como de costumbre, y al mediodía la moneda estadounidense se cotizaba a 25-28 rublos por unidad en operaciones con fecha de hoy. El máximo a que llegó fue a 31 rublos en operaciones a un día y a 50 a dos días. Más tarde, el dólar bajó a 21-21,5 rublos, después de que una serie de bancos comerciales comenzaron a vender más divisas. La Bolsa de valores de Moscú cerró con un alza del 0,23%. Mientras tanto, el Banco Nacional de Ucrania establecía el cambio de su moneda en 2,52 por dólar, lo que supone una caída del 10,7%.

Blanco de críticas

El hasta ayer presidente del banco central ruso, Serguéi Dubinin, de 47 años de edad, se había convertido últimamente en blanco de críticas desde los más diversos sectores. La Duma Estatal, o Cámara baja del Parlamento ruso, había aprobado una resolución especial que instaba al gobernador del Banco Central a dimitir. Había sido criticado también por el líder ruso, Borís Yeltsin, y por la banca privada, que a través de Serguéi Yegórov, el presidente de la Unión de Bancos de Rusia, había pedido su cabeza.Pero Dubinin, considerado como hombre de Víktor Chernomirdin, había resistido, ya que pensaba que seguía contando con la protección del primer ministro en funciones. Durante la semana pasada, ya habían surgido indicios de que Dubinin estaba perdiendo la confianza de su protector y el domingo por la noche, en el programa político semanal más popular de Rusia, Itogui (Balance), de NTV, Chernomirdin lo criticó abiertamente. Ayer, el jefe de Gobierno interino reiteró sus ataques y llamó a "fortalecer la dirección del Banco Central". Yeltsin, por su parte, dijo que Dubinin debería haber presentado su dimisión mucho antes. Ahora, el presidente deberá enviar a la Duma Estatal su recomendación para que ésta acceda al cese de Dubinin, que estaba al frente de la entidad emisora rusa desde noviembre de 1995. Los diputados deberán aprobar también el candidato que proponga Yeltsin.

Posibles sustitutos

Dos son las personas que más suenan como posibles sucesores de Dubinin. Uno es Víktor Gueráshchenko, de 60 años, quien fue gobernador del Banco Central de la URSS desde 1989 y hasta su liquidación y del de Rusia desde 1992 hasta 1994, cuando se convirtió en el cabeza de turco del martes negro del 11 de octubre. Actualmente, Gueráshchenko dirige el Banco Internacional de Moscú.El otro político del que se habla como posible sucesor de Dubinin es Alexandr Shojin, jefe del grupo parlamentario del partido de Chernomirdin. Shojin, de 46 años, ha sido ministro del Trabajo, de Economía y vicejefe de Gobierno. Si no obtiene el cargo de gobernador del Banco Central formará parte del nuevo Gabinete de Chernomirdin, en el caso de que éste sea finalmente confirmado. [Pese a estos problemas, el ministro alemán de Finanzas, Theo Waigel, afirmó ayer que Rusia cumplirá el pago de sus deudas con los acreedores extranjeros. "Una gran potencia mundial como Rusia lo devolverá en el futuro, porque si no no recibirá más dinero", declaró Waigel en Munich, informa AFP.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de septiembre de 1998

Más información

  • Serguéi Dubinin cede a las presiones y críticas del Gobierno, los bancos y el Parlamento