IU pide a Gil que deje de presionar a la Junta

IU pidió ayer al alcalde de Marbella, Jesús Gil, que no trate de aprobar la revisión del PGOU presionando a la Junta de Andalucía con la mediación de asociaciones empresariales o la celebración de foros de especialistas. La coalición de izquierdas entiende que estos colectivos, que propusieron mediar ante el Gobierno andaluz para sacar adelante el plan, sólo responden a "muchos intereses, siempre económicos". IU considera "vergonzoso" que el GIL desprecie las alegaciones presentadas a la revisión del PGOU por particulares, colectivos ciudadanos y partidos, "y que ahora pretenda reunirse con Manuel Chaves y con los empresarios para tratar de presionar a la Junta ante un escándalo que se le ha ido de las manos". El coordinador local de la coalición, José Domínguez, afirma en un comunicado que la alarma se crea al no restaurar "los daños urbanísticos" cometidos por promociones que se levantan en zonas verdes o de equipamiento público "que están en proceso judicial". Para IU es el alcalde "quien tiene la obligación de cumplir con la legalidad vigente".

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de septiembre de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50