Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace en EEUU una nueva cadena nacional y generalista "para defender los valores morales"

Lowell Paxon, el dueño de PAX TV, la define como el canal "que sintonizaría Dios"

Nunca alguien había invertido tanto dinero para crear una nueva televisión en Estados Unidos, y nunca antes había nacido un canal con aspiraciones tan altas como PAX TV, la nueva oferta televisiva que ya reciben tres de cada cuatro hogares norteamericanos. A diferencia de los canales de cable, que tienen un listón de audiencia relativamente bajo, la nueva cadena quiere convertirse en una de las grandes sin esconder su trasfondo religioso y su carácter "familiar y moralizador". Su propietario, el magnate Lowell Paxon, la define como la cadena "que sintonizaría Dios".

La nueva cadena nacional comenzó a emitir el lunes en EEUU. Llamada ya "la séptima network", PAX TV emite a través de las 78 emisoras de UHF que posee Paxson Communications Corp, la empresa que ha puesto en marcha el proyecto. Además se han contratado canales en cable y satélite digital para que la cobertura llegue al 75% de los hogares norteamericanos, incluidas las ciudades más importantes del país.PAX TV es el proyecto personal de un magnate de Florida, Lowell Bud Paxon, que describe su cadena como un canal dedicado "a los programas que sintonizaría Dios". Defiende por encima de todo los valores familiares, la fe y la espiritualidad, aunque no va a emitir programas de televangelistas, al estilo de Pat Robertson, porque "no consiguen audiencia". Paxon, de 63 años, fue cofundador en 1982 de otro canal de gran éxito en un ámbito distinto: la teletienda Home Shopping Network.

La programación de PAX TV se basa en pases de series ya emitidas por otras cadenas, como Doctora Quinn, Touched by an angel (Tocados por un Ángel) o Diagnosis Murder (Diagnóstico asesinato), y también en algunos programas y series originales. Jeff Sagansky, Presidente de Pax Communications y ex director de programación de la cadena CBS, aseguró que confía en que los espectadores reciban con agrado este tipo de programación porque las series ya funcionaron hace algunos años, al tiempo que lamentaba que las grandes cadenas se inclinen ahora hacia series y programas "más atrevidos".

En un panorama televisivo en el que ya hay seis cadenas generalistas (NBC, CBS, ABC, FOX, WB y UPN) y cientos de canales que se reciben por cable y por satélite, los analistas se preguntan si aún queda sitio para una oferta más, especialmente en un momento de diversificación de la audiencia televisiva. Los responsables de PAX TV están convencidos de que la nueva aventura tendrá éxito, aunque reconocen que en 1998 las pérdidas serán de más de 90 millones de dólares (14.000 millones de pesetas).

A su favor juega el hecho de que la mayoría de las estaciones de UHF de la nueva cadena son propiedad del magnate, a excepción de unas pocas afiliadas; eso significa, en definitiva, que no tiene que repartir los ingresos por publicidad. Se estima que la nueva cadena sería rentable si consiguiera un punto de rating (cifra que equivale en EEUU a 980.000 hogares). En la última temporada, la cadena NBC, líder de audiencia, tiene 9,4 puntos de rating; la cadena CBS, 8,8; la ABC, 7,6; la FOX, 6,4; Warner Bros, 2,9, y UPN, 2,5.

Warner Bros y UPN hasta ahora eran las nuevas cadenas; desde su aparición en 1996 han luchado hasta ahora por hacerse con un público joven con una programación relativamente atrevida. La campaña de publicidad de PAX TV muestra abiertamente objetivos muy distintos: "Nace una forma de televisión en abierto", dicen sus anuncios. "Sin sexo explícito, sin violencia gratuita, sin lenguaje soez".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de septiembre de 1998