Un conjunto del siglo XIX que creció de forma "desafortunada"

El antiguo manicomio de Santa Isabel, de Leganés, se inauguró en 1851. Fue emplazado en el edificio principal y en el de dependencias de la casa ducal de Medinaceli, separados por la desaparecida calle de Velasco. Después se levantó una iglesia en ese vial. Con el paso de los años y el crecimiento de Leganés, esos edificios han quedado ubicados en lo que actualmente es el casco antiguo. Posteriormente se fueron añadiendo otras construcciones "de escasa calidad y de forma desafortunada", según los arquitectos encargados de la reforma. Las caballerizas, por ejemplo, rompen el estilo del conjunto. "Se debe reformar todo para adecentarlo", aseguran los arquitectos. Abundan los espacios abandonados y los servicios inconexos.Hasta ahora, los edificios disponían de un seguro que impedía que el conjunto fuera deshecho o demolida alguna de las partes que lo componen. Sin embargo, el Ayuntamiento ha cambiado el grado de protección del psiquiátrico y ha dado la licencias para las obras. "Con ellas se integrará el hospital en el centro urbano, muy castigado por un desarrollo muy anárquico", según el estudio de la Comunidad.

Más información
El psiquiátrico de Leganés se convertirá en un gran parque con una inversión de 2.000 millones
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS