_
_
_
_
_

Airadas protestas contra Iberia por la cancelación de vuelos a Galicia

La decisión de Iberia de cancelar cuatro vuelos nacionales entre Madrid y los aeropuertos de A Coruña, Santiago y Vigo está suscitando una cascada de protestas de las organizaciones empresariales y de los alcaldes de esas ciudades. El de A Coruña, Francisco Vázquez, tachó a los directivos de la compañía aérea de "auténticos sinvergüenzas" por adoptar esa medida, que las organizaciones empresariales consideran injustificada y perjudicial para el desarrollo socioeconómico de Galicia.

Iberia ha anunciado que a partir de septiembre cancelará dos vuelos semanales entre Madrid y A Coruña y otros dos con Santiago y Vigo. Aduce que se trata de una medida temporal y generalizada para toda España, donde suprimirá en total 126 vuelos de frecuencia semanal por falta de aviones y tripulaciones. Las mismas fuentes de la compañía insistían ayer en que todos los vuelos que tiene previsto suprimir en Galicia son rentables y que, en consecuencia, la compañía es la primera en lamentarlo. Será, según explicaron las mismas fuentes, "un paso atrás para tomar impulso y mejorar el servicio", que, por diversos factores, como la falta de personal o la saturación de Barajas, se reconoce deficiente desde el comienzo del verano, con permanentes retrasos y cancelaciones en todos los aeropuertos.

Las soluciones, según las mismas fuentes, están en marcha. La compañía ha comprado 76 aviones y en los próximos cuatro años serán contratados 500 pilotos. Con estas incorporaciones confía en restaurar e incluso ampliar la actual programación de sus vuelos.

Estas explicaciones, sin embargo, no han mermado la proliferación de protestas en Galicia, particularmente de las cámaras de comercio y de las organizaciones empresariales, cuyos afiliados se sienten particularmente damnificados.

La Confederación de Empresarios de Galicia calificaba ayer las restricciones de la compañía Iberia como "injustificadas y perjudiciales" para las comunicaciones de la comunidad autónoma.

El consejero de Industria de la Xunta, Antonio Couceiro, anunció que pedirá la mediación del ministro de Industria, Josep Piqué, en el problema.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_