La Junta pedirá al Gobierno una reunión urgente para el traspaso de las competencias hidrográficas

La Junta de Andalucía pedirá al Gobierno central en septiembre de forma "urgente" la convocatoria de la comisión mixta de transferencias para desbloquear el traspaso de las competencias de la Confederación Hidrográfica del Sur y de las políticas activas de empleo del Inem, según anunció ayer el consejero de la presidencia Gaspar Zarrías. Éste y la titular de Economía y Hacienda, Magdalena Álvarez, aprovecharon su paseo por la Feria de Málaga para reclamar al Gobierno de José María Aznar un mejor trato político y financiero a Andalucía.

Gaspar Zarrías advirtió que la Junta no va a hacer "ninguna dejación" y que nada más reanudarse el curso político volverá a la carga para intentar desbloquear los traspasos de nuevas competencias que se encuentran atascados "por el acoso del Gobierno a Andalucía". Las dos materias citadas son los objetivos inmediatos mínimos de la Junta, según Gaspar Zarrías, quien recordó que hay otras comunidades autónomas que ya tienen cedidas las competencias hidráulicas y de políticas de empleo. Los dos consejeros de la Junta dieron un verdadero repaso al Gobierno de José María Aznar por el trato que dispensa a Andalucía. A propósito de las nuevas quejas de algunos alcaldes populares por la política del Gobierno autonómico para con sus municipios, Zarrías aseveró: "Me daría con un canto en los dientes si el Gobierno colaborara con la Junta la décima parte de lo que ésta colabora con los alcaldes". El consejero aseguró que ninguno de los ocho alcaldes de las capitales andaluzas ha sido capaz de poner en marcha un solo proyecto nuevo y que se han agarrado a aquellos que dejaron encauzados sus antecesores socialistas o a los que ha liderado la propia Junta. Zarrías recordó declaraciones de Alfonso Sánchez, alcalde de Jaén, y de Celia Villalobos, alcaldesa de Málaga, en las que ambos han reconocido su estrecha colaboración con la Administración autonómica. Y Álvarez recordó que el único plan estratégico financiado por la Junta es el de Málaga, o que los municipios regidos por el PP son los que más dinero han obtenido del programa de saneamiento financiero de los ayuntamientos puesto en marcha por su consejería. "Estas son pruebas del algodón y no palabras vacías", dijo. Además, la consejera dijo que iba a "aprovechar el buen humor de Villalobos en la feria" para recordarle una vez más los compromisos del Gobierno central respecto al AVE: la firma de un protocolo de intenciones, aún pendiente, y la inclusión de una partida para iniciar las obras en los próximos Presupuestos Generales del Estado. Mala intención Según Álvarez, las críticas del PP no solo carecen de fundamento, sino que están hechas con "mala intención y pensando en lo que ellos harían si gobernaran en Andalucía". Por el contrario, Zarrías citó Aznalcóllar como ejemplo de la falta de colaboración del Gobierno central con la Junta y lamentó de nuevo que la ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, "no tuviera la delicadeza de avisar a algún responsable de la Junta de su última visita a la zona". Tampoco consideró lógico que el presidente del Gobierno no se hiciera acompañar por un representante de la Junta y adujera falta de sitio en el helicóptero cuando iba con 30 periodistas. "Estamos en lo de siempre", dijo Zarrías, "ese es el talante del Gobierno con Andalucía que en ocasiones impide que se coordinen las actuaciones. Tenemos la mano tendida, pero no vamos a entrar en una carrera a ver quien llega antes". Para el consejero de la Presidencia, el PP acabará pagando con un precio muy alto su estrategia de acoso a Andalucía. "Tienen un verdadero agujero en Andalucía que se va a ir agrandando aun más si no colaboran con la Junta. El problema es que la derecha nunca ha creído en Andalucía y Andalucía tampoco cree en la derecha". El consejero aseguró que actualmente el PSOE aventaja en 15 puntos al PP en intención de voto en la comunidad autónoma y vaticinó que los populares van a entrar en un "año de pasión". Explicó que habrá un cambio "monumental" en el mapa político si Pujol pierde la presidencia de la Generalitat y anunció que las elecciones municipales del próximo año serán un "gran drama" para el PP que perderá "al menos la mitad de las alcaldías de las capitales andaluzas y buena parte de las de municipios de 50.000 habitantes".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS