_
_
_
_
_
VERANO 98FAUNA

El meloncillo

Este diestro carnívoro tiene en su excepcional olfato su mejor baza para seguir a sus presas

Con la climatología tan suave y húmeda que nos ha acompañado estos últimos meses, los montes del sur han mostrado un aspecto florido y vital que favorecen, y de qué forma, a un personaje escurridizo y poco conocido que probablemente se incorporó a nuestra fauna de la mano de los árabes en su llegada a la península. Bajo las jaras, las retamas, los jaguarzos y lentiscos, entre otros vive nuestro protagonista de hoy, el meloncillo. Desde el mechón de pelo negro con que termina su cola, todo está diseñado en este animal para vivir entre el denso y tupido matorral del monte mediterráneo. Su pelo denso, las patas cortas y una cola que le permite utilizarla como un tercer punto de apoyo sobre el que se incorpora para otear a su alrededor.Guía maternal Cuando la madre se desplaza con sus crías, lo hace formando una curiosa hilera donde las colas se ponen por encima de la cabeza dando la sensación de una gran "serpiente peluda", tal y como describen las vivencias de algunos pueblos. Dieta variada Para este carnívoro su dieta tiene como uno de los soportes fundamentales al conejo, al igual que le sucede al lince o al águila imperial, pero parece que la disminución de la población de conejos no ha afectado tanto al meloncillo, que tiene una dieta más amplia y variada como son insectos, anfibios, reptiles, aves y algunas frutas.Escena de caza Ni siquiera las peligrosas víboras pueden deshacerse de este ágil y rápido carnívoro, que actúa con la suficiente cautela y destreza para capturar a su presa.Ojos para la oscuridad Los ojos delatan que también la noche es un buen momento para moverse y cazar entre la maleza. Desde su puntiagudo hocico, el olfato se convierte en un elemento imprescindible para apreciar lo que sucede a su alrededor.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_