Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tejado difícil

Las obras de reforma y ampliación del Museo del Prado prosiguen en el tejado. La necesidad imperiosa de cambiar totalmente las cubiertas del edificio de Villanueva llevó a emprender esta reconstrucción de los 9.000 metros cuadrados de superficie, con un presupuesto inicial de 1.403 millones de pesetas.Se trata de recuperar el perfil original del edificio junto a la instalación de un nuevo sistema de iluminación y unificar los materiales de toda la superficie. Las obras, a cargo de los arquitectos Dionisio Hernández Gil y Rafael Olalquiaga, afectan a las cubiertas, los encañonados y a los techos de las salas de la planta principal, sin que se toque la planta baja. Para la reparación total de los tejados se ha utilizado un sistema de sobrecubierta metálica móvil, de 75 metros de ancho y 35 de altura.

Las obras han obligado a un constante movimiento de cuadros en el interior del museo a lo largo de estos años. El plazo inicial para la conclusión de estas reformas era en marzo de este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de agosto de 1998