Centro: llegar a la comunidad china

Los dos mediadores del distrito Centro han conseguido estrechar lazos con la comunidad china, una de las que están más alejadas de los servicios sociales y del resto de las asociaciones. Su logro no es ajeno al origen oriental de Hue, uno de estos dos trabajadores."En una reunión que organizamos entre los responsables de servicios sociales y representantes de once asociaciones chinas, nos dimos cuenta de que éstas desconocían muchas prestaciones a las que tienen derecho", explica Marcela Manubens, la otra mediadora de la zona, de origen chileno. "Y en España no sabemos nada de su cultura", añade.

Tarea no les falta. No en vano Centro es el distrito con más inmigrantes. Pero cuentan también con dos ventajas: la gran riqueza asociativa y la existencia de programas institucionales que abordan estos temas.

Más información

"Nuestro objetivo es fomentar las relaciones entre estos nuevos vecinos de otros países y los de toda la vida", explica. Con ese fin, este año han organizado diversos actos para favorecer las relaciones entre los jubilados del barrio y los inmigrantes: meriendas, coloquios y visitas a comercios étnicos. "Recuerdo la emoción de los mayores un día en que tres mujeres, una china, una argelina y otra venezolana, les explicaron su experiencia migratoria", añade Manubens.

También se organizan excursiones conjuntas de adolescentes de todas las nacionalidades y jubilados. En Lavapiés se ha creado, además, una red que agrupa a entidades vecinales, de inmigrantes, de okupas y de apoyo a menores.

Uno de los asuntos más espinosos que deben abordar estos mediadores es el del malestar vecinal creado en Lavapiés por un grupo de jóvenes magrebíes que han emigrado solos y que bordean la delincuencia. "Es un tema difícil de tratar desde un prisma social, pero hay que hacerlo, porque, si no, desbarata la convivencia", concluye Manubens.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de agosto de 1998.

Lo más visto en...

Top 50