Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior concede al ex banquero Mario Conde el régimen abierto restringido

El ex banquero Mario Conde podrá salir en libertad dos fines de semana al mes y disfrutar de otros 48 días de permiso al año, después de que la Dirección General de Instituciones Penitenciarias le haya concedido el régimen abierto restringido. La dirección general ha aceptado la propuesta que formuló el mes pasado la Junta de Tratamiento de la cárcel de Alcalá-Meco (Madrid), donde cumple cuatro años y dos meses de condena que le impuso el Tribunal Supremo al considerarle responsable de apropiación indebida de 600 millones (el caso Argentia Trust).

La Dirección General de Instituciones Penitenciarias, a cuyo frente está Ángel Yuste, informó ayer tarde de la decisión de clasificar a Conde en tercer grado. "Se han valorado todas las variables legalmente relevantes en el proceso de clasificación previstas en el artículo 63 de la Ley Orgánica General Penitenciaria, como son la personalidad y el historial individual, familiar, social y delictivo del interno, así como la duración de la pena y los recursos, facilidades y dificultades para el buen éxito del tratamiento".El acuerdo del departamento de prisiones, dependiente del Ministerio del Interior, fue comunicado ayer tarde a Conde y, según lo establecido por el artículo 107 del Reglamento Penitenciario, también al fiscal. Éste dispone de un plazo de tres días para recurrir ante el Juzgado de Vigilancia si discrepa de lo acordado por la Administración.

La resolución de la dirección general confirma la propuesta formulada el pasado 16 de julio por la Junta de Tratamiento de Alcalá-Meco. Dos de los ocho miembros de esta junta -el jurista y el psicó-logo- votaron en contra, mientras que el director del penal, Jesús Calvo, y los otros cinco integrantes fueron favorables a que se concediera a Mario Conde el "régimen abierto restringido".

Informes en contra

Según fuentes penitenciarias, "no es habitual" que se otorgue el tercer grado a un recluso cuando hay dictamen en contra del jurista y el psicólogo. Sin embargo, la dirección general afirma que esta resolución "es similar a las 700 clasificaciones en tercer grado que resolvió durante el año 1997 en circunstancias procesales y penitenciarias análogas". Entre los 700 beneficiados por el régimen de semilibertad restringida había 31 condenados por delitos económicos y numerosos penados por delitos contra la salud pública, según fuentes oficiales.El director de la cárcel de Alcalá-Meco aseguraba en su propuesta, en favor del ex banquero Mario Conde, que éste ha mantenido una conducta intachable desde que ingresó el 26 de febrero pasado. En opinión del jurista, la concesión del tercer grado en tan corto periodo de tiempo vaciaría la pena de su finalidad preventiva y llevaría a la opinión pública a una sensación de impunidad ante los grandes delitos económicos. El psicólogo resaltaba el escaso sentimiento de culpa que había apreciado en el recluso.

El jurista consideraba, en julio pasado, que Conde debería ser clasificado mejor en segundo grado penitenciario, teniendo en cuenta que aún está sometido a un juicio que podría aumentar su condena. El director de la cárcel, por contra, consideraba que "no sería lícito" tener en cuenta los juicios que tiene pendientes el ex banquero, ya que por el denominado caso Banesto se encuentra en libertad. Por este asunto, por el que está siendo enjuiciado desde diciembre, se le solicitan penas que oscilan entre 35 y 44 años de prisión.

Fuentes de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias insisten en que el año pasado se concedió el régimen abierto restringido a 700 penados que, al igual que Conde, todavía no tenían cumplida la cuarta parte de la condena. El ex banquero cumplirá la cuarta parte a finales del presente mes, al contabilizarse el tiempo real y los cuatro meses que lleva redimidos. Podrá obtener la libertad condicional en septiembre de 1999, según los cálculos de la prisión.

La clasificación de Conde en tercer grado restringido supone que éste podrá salir del penal en fines de semana alternos. Anoche no se había precisado si el próximo fin de semana ya hará uso de esta posibilidad, ya que la decisión corresponde a los responsables de la organización interna de Alcalá-Meco.

Además, la reglamentación penitenciaria establece que Mario Conde podrá disfrutar de otros 48 días de permiso al año, aunque en ningún caso se le permitirá pasar más de siete días fuera del centro de reclusión. Cuando quiera usar alguno de estos permisos, el ex banquero deberá comunicarlo con antelación a la Junta de Tratamiento, que será la que tome una decisión.

La vista oral del caso Banesto, en el que está implicado Mario Conde, fue suspendida el pasado 21 de julio y se reanudará el próximo 7 de septiembre, según anunció el presidente del Tribunal de la Audiencia Nacional, Siro García. Desde esa fecha y hasta el 12 de septiembre es previsible que declaren los cinco acusados que aún no lo han hecho.

El ex banquero está acusado en el caso Banesto de ser supuesto autor de los delitos de apropiación indebida, falsedad en documento mercantil y estafa. Por este asunto estuvo en prisión preventiva 40 días, entre diciembre de 1994 y enero de 1995, por orden del juez Manuel García-Castellón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de agosto de 1998

Más información

  • El recluso podrá salir dos fines de semana al mes y disfrutar de 48 días de permiso al año