Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Sobre la plaza de Dalí

Señor concejal del distrito de Salamanca:Me dirijo a usted como responsable directo de los ataques al bienestar de los vecinos del distrito, no ya por no impedirlos, sino por producirlos, que eso es lo grave.

Con motivo de la toma de posesión, de forma más bien traumática, de nuestro subsuelo con la, en principio, sana intención de convertirlo en plazas de aparcamiento, se ha dado un paso más en la solapada y perversa -no encuentro otra forma de describirlo- campaña de eliminación sistemática de las ya exiguas plazas de aparcamiento libres que nos restan. A las pérdidas de plazas libres -que no gratuitas, ya que vecinos y visitantes deben pagar- que supuso en su día la peatonalización de la avenida de FelipeII y de la calle de Antonia Mercé se añade la posterior dedicación a "uso y disfrute" por El Corte Inglés de la calle de Fernán González, la precariedad -por su arbitraria regulación- de las calles perimetrales del Palacio de los Deportes y los numerosos accesos y salidas de los subterráneos.

Por si esta zona no estuviera ya suficientemente castigada, hay que añadir atropellos descarados y gratuitos como el que acaba de tener lugar en la calle de Lombía. Algún ingeniero ha diseñado una forma absolutamente demencial de acera para impedir que se salga del aparcamiento directamente a Goya, debiendo integrarse al único carril que Lombía tiene en ese tramo, y como "solución maestra" prohíbe el aparcamiento en todo el tramo de calle afectado. ¡Genial! Bien, pues o se trata de un error más -que este contribuyente, como todo el vecindario, vio hacer los desagües de la plaza de Dalí tras las primeras lluvias que cayeron a los pocos meses de terminarse las obras- o dígame si soy mal pensado al hablar de plan premeditado de eliminación de plazas de aparcamiento libre.

Señor concejal: hagan ustedes todas las obras de mejora que seamos capaces de pagar, que bastantes esfuerzos nos cuestan, pero no acogoten ustedes más al débil. En esta plaza, aquellos que tenemos que aparcar en la calle, que no lo hacemos por gusto, créame, lo tenemos infinitamente más difícil que el resto del distrito, lo que ya es mucho. No nos machaquen más, por favor.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción