Las exportaciones de las "pyme" británicas caen a su nivel más bajo desde 1980

El Banco de Inglaterra vio ayer acentuadas las presiones para que modifique su política monetaria tras las numerosas señales de deterioro de la economía, así como por el miedo a sufrir pérdidas masivas de empleo. Según el informe publicado ayer por la Confederación de la Industria Británica (CBI), las exportaciones de las pequeñas y medianas empresas del sector manufacturero han caído a su nivel más bajo desde enero de 1980, y cerca de un tercio de ellas han despedido trabajadores desde abril."Las perspectivas para las pyme son pesimistas, ya que despiden y contemplan nuevas supresiones de empleos en los próximos meses", afirmó ayer Colin Perry, responsable de la CBI para las pequeñas empresas.

En esas condiciones, patronal y sindicatos reclaman un gesto del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra, cuyas subidas sucesivas de tipos de interés -hasta el actual 7,5%- han encarecido la libra, un factor que ha debilitado la competitividad de las empresas británicas.

"Los riesgos de un decrecimiento económico más marcado sobrepasan los riesgos de una progresión de la inflación", destacaba la CBI a finales de la semana pasada, al mismo tiempo que pedía "un descenso de los tipos de interés en un cuarto de punto". La CBI acababa de revelar que la confianza de los empresarios había caído a su nivel más bajo desde hace siete años.

Los economistas del banco central "ya no están en contacto" con los industriales, advirtió ayer John Edmonds, secretario general del sindicato GMB General Union. Una nueva tensión monetaria podrá desembocar en 250.000 despidos suplementarios este invierno, añadió Edmonds.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción