Tribuna:Tribuna
i

Aznar desdeña las críticas de González y el PP le tacha de "francotirador" y "trasnochado"

"Felipe González es un francotirador que se mueve por impulsos autómatas" para desacreditar a José María Aznar. Así respondió ayer el portavoz de Asuntos Exteriores del Partido Popular, José María Robles Fraga, al ex secretario general del PSOE, que en la víspera había acusado al ahora presidente del Gobierno, al igual que al PNV, de no haber aceptado en su momento, "de una u otra manera", la Constitución. Por su parte, José María Aznar no quiso conceder la menor atención al asunto en la conferencia de prensa que protagonizó en Sofía.

Más información

En su comparecencia ante los periodistas antes de partir hacia Ankara -la segunda etapa de su viaje oficial-, evitó criticar a los nacionalistas que han suscrito la Declaración de Barcelona, que cuestiona tanto la Constitución como los Estatutos de Autonomía de Cataluña, Galicia y del País Vasco. Insistió en que ese texto no afecta al apoyo de Partido Nacionalista Vasco y Convergència i Unió a su Gobierno, cuya estabilidad es "absoluta". En cambio, el ministro para las Administraciones Públicas, Mariano Rajoy, tachó de "disparate" el documento suscrito por los nacionalistas y el presidente del Senado, Juan Ignacio Barrero, opinó que se quedará sólo en el papel.También se negó José María Aznar a responder a Felipe González que, en la víspera, recordó sus reticencias respecto al título VIII de la Carta Magna, que regula el Estado de las autonomías, así como la oposición que mantuvieron también los nacionalistas vascos frente a la Constitución. "No me interesa. Hablemos de Bulgaria", respondió secamente a los periodistas.

Por el contrario, José María Robles Fraga, portavoz del Partido Popular en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, declaró que "hay algo profundamente equivocado" en la actitud de Felipe González, pues se dedica "a sacar del tarro de la hiel las peores esencias" para arremeter contra el Ejecutivo, en vez de "atender sus obligaciones" como mediador de la Unión Europea en la guerra de Kosovo. "No sé si sus problemas son psicológicos", añadió, "pero no me acuerdo de ninguna aportación positiva suya en los últimos meses".

El coordinador general del PP, Ángel Acebes, tachó de "lamentable" y "trasnochado" el discurso de González, que sólo refleja sus "obsesiones". "Sigue inventando conspiraciones cada mes y mintiendo cada vez que aparece", manifestó; "su problema es su mala conciencia y su holganza política, ya que trabaja poco: no ha pisado el Congreso en todo el invierno".

Entretanto, el secretario del Consejo Nacional del Partido Nacionalista Vasco, Ricardo Ansotegi, replicó a González que fue el Partido Socialista el que marginó al PNV de la ponencia parlamentaria que redactó la Constitución. En opinión de Ansotegi, "Felipe González es el menos indicado para hacer este tipo de declaraciones porque quienes han vulnerado la Constitución y casi todas las leyes en vigor han sido varios de sus más directos colaboradores", en referencia a los GAL y otros casos; "su insana intencionalidad", añadió refiriéndose al ex líder socialista, "es predisponer a la opinión pública contra los nacionalismos en general y lo vasco en particular".

Por su parte, el líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), coligado con Jordi Pujol en CiU, Josep Antoni Duran Lleida, subrayó ayer que los nacionalistas catalanes no apuestan por reformar la Constitución, pero tampoco están de acuerdo con los que "criminalizan" esa posibilidad.

En Sofía, Aznar pronunció en la Asociación Atlántica una conferencia en la que pidió superar las "estrechas concesiones nacionalistas que subrayan la diferencia y buscan imponer una pretendida superioridad ética, lingüística, histórica y cultural".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de julio de 1998.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50