Detenidas 137 personas en una operación contra el fraude en el subsidio de paro

La Policía ha desarticulado una organización que desde hace años se dedicaba a facilitar contratos falsos de trabajo con los que los titulares accedían después al cobro del subsidio de desempleo. El fraude estimado supera los 217 millones de pesetas y hay implicadas 137 personas en las provincias de Alicante, Almería, Madrid y Murcia. La organización era de carácter familiar y comenzó a operar en el año 1994 en tono a la sociedad Pematrans. No se descartan nuevas detenciones, según informó ayer una nota de la Dirección General de la Policía.

Más información

La organización, de carácter familiar, estaba encabezada por Antonio O.V., de 70 años, asistido por su esposa e hijo en calidad de administradores de la sociedad mercantil Pematrans, SL, ya que él tiene la condición de jubilado, por lo que recibe una pensión.Esta sociedad, que tuvo diversas sedes sociales en las ciudades de Cartagena y Murcia, era, según fuentes policiales, la tapadera con la que actuaban, sobre todo en las tres provincias del sureste peninsular.

El inicio de sus operaciones arranca en 1994 y desde esa fecha Pematrans llegó a realizar 338 altas en la Seguridad Social y otros tantos contratos de trabajo supuestamente falsos. Los titulares de estos contratos, según el Ministerio del Interior, pagaban determinadas cantidades de dinero por los mismos.

Al término de los seis meses de periodo contractual, los trabajadores solicitaban la percepción del subsidio de desempleo. La empresa, que nunca abonó cotizaciones a la Seguridad Social, volvía en algunos casos a recontratar a estos trabajadores cuando se les agotaban las prestaciones del subsidio de desempleo.

Uno de los hechos más llamativos de Pematrans, empresa teóricamente dedicada a la actividad de la construcción, fue que de las 338 altas a la Seguridad Social, 156 correspondían a mujeres, cuando la proporción de mano de obra femenina en este sector es muy inferior. Entre los hombres dados de alta la mayoría son de etnia gitana.

La investigación, dirigida por la Comisaría General de la Policía Judicial de Madrid y coordinada con las unidades antifraude del Inem y de la Tesorería General de la Seguridad Social, se centró desde diciembre del pasado año en el área de Cartagena.

La empresa Pematrans carecía aparentemente de actividad real y no hay constancia de que llegara a realizar o participar en ninguna obra. Ninguno de los titulares de los contratos de trabajo, incluso entre los que actualmente estaban en vigor, supo concretar ante la Policía en qué obras habían estado ocupados. Todo lo más, referencias vagas sobre trabajos en la zona turística de La Manga del Mar Menor.

Las actuaciones policiales desarrolladas esta semana han arrojado, de momento, la detención de 137 personas, entre ellas los tres considerados cabecillas de la organización, que fueron localizados en Cartagena.

A Antonio O.V., acusado de ser el principal responsable de la trama, se le imputa un delito de fraude a la Tesorería de la Seguridad Social de casi 132 millones de pesetas por las 338 altas no cotizadas. Además, a los implicados se les imputan distintos delitos de fraude al Inem por el cobro de 86 millones de pesetas en el subsidio de desempleo.

La operación, que según informa el Ministerio del Interior sigue abierta, tiene su núcleo principal en Murcia y con ramificaciones en las provincias de Alicante y Almería, además de Madrid. No se descarta que en los próximos días se produzcan nuevas detenciones en otras zonas del país, según informó ayer la Policía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 18 de julio de 1998.

Lo más visto en...

Top 50