Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento ultima un convenio para enterrar tres líneas de alta tensión

El Ayuntamiento de Madrid, gobernado por el Partido Popular, ha movido ficha para enterrar tres grandes líneas de alta tensión que pasan por el noroeste de la ciudad. Los técnicos municipales de la Gerencia de Urbanismo han redactado un convenio para eliminar la infraestructura eléctrica, que genera "inquietud social" por su proximidad a las casas o parques. El convenio, aún sin firmar, especifica qué porción del coste de las obras tiene que asumir cada parte. Iberdrola ya ha anunciado su negativa a firmar el documento y a financiar los trabajos.

De lo que cuesten las obras de enterramiento de los tendidos eléctricos, el Ayuntamiento pagaría el 34%, la Comunidad el 33% y las compañías eléctricas (Iberdrola y Red Eléctrica de España, SA), el 33% restante. Así lo plantea el equipo de gobierno municipal, del PP, en el convenio redactado para lograr el enterramiento de tres líneas de alta tensión que sobrevuelan el municipio por el noroeste. La Comunidad aún estudia la posibilidad de aceptar las condiciones del convenio; la compañía eléctrica Iberdrola, propietaria de algunos de los tendidos conflictivos, ya ha anunciado su negativa a asumir los costes del enterramiento. "Iberdrola mantiene que los cables de alta tensión estaban antes que las casas. Por lo tanto, si los tendidos molestan a los vecinos es porque el Ayuntamiento ha permitido construir viviendas en lo que debería ser un pasillo eléctrico despejado de casas", explicó un portavoz de la compañía.La misma respuesta dio a finales de junio un representante de la compañía al fiscal de Medio Ambiente, Emilio Valerio, quien sondeó la intención de Iberdrola de correr con los gastos de enterramiento, no sólo los del convenio, sino de todos los incluidos en su denuncia.

Los tres tendidos eléctricos incluidos en el convenio son los que siguen: - Otero-Ventas de Alcorcón, de 220 kilovatios, que discurre entre la N-VI (cruzando Aravaca y Pozuelo) hasta la subestación de Ventas de Alcorcón.

- Majadahonda-Ventas de Alcorcón, de 220 kilovatios.

- Majadahonda-Mirasierra, de 130 kilovatios.

El primero de estos tendidos eléctricos, el de Otero-Ventas, es uno de los cinco denunciados por el fiscal de Medio Ambiente por el supuesto daño que ocasiona a los vecinos.

Cinco mil millones

El texto del convenio no apunta el coste concreto de ningún trabajo, aunque sí incluye un cálculo: enterrar la línea Otero-Ventas, de Iberdrola, según un estudio económico-financiero llevado a cabo por una empresa privada, costaría unos 1.295 millones de pesetas. Quitar las tres líneas puede llegar a costar unos 5.000 millones, según los expertos consultados.La Fiscalía de Medio Ambiente ordenó en febrero, tanto al municipio como al Gobierno regional, que enterrasen o desviasen cinco líneas de alta tensión en Madrid. Además de la de Otero-Ventas de Alcorcón, el fiscal se refirió a las que pasan por Herrera Oria, Vallecas, Usera y Latina. Las más peligrosas, a juicio del fiscal, son las de Usera y Vallecas. Para enterrar estos tendidos eléctricos, el plazo otorgado por el fiscal es de cuatro años. Para el resto, las instituciones cuentan con ocho años. El fiscal se apoya en varios informes científicos que revelan que la proximidad entre algunos tramos de estas líneas eléctricas y bloques de pisos quebrantan "las distancias mínimas exigibles, ya que las radiaciones podrían ser nocivas para la salud".

El edil de IU, Julián Rebollo, quiere que las compañías eléctricas comparezcan en el Congreso para que expliquen su negativa a financiar el enterramiento de las líneas de alta tensión, informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de julio de 1998

Más información

  • Iberdrola se niega a pagar su parte de la obra