Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pere Esteve dice que el nacionalismo de CDC se identifica plenamente con el "centro radical"

Los máximos dirigentes de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), que este fin de semana se han reunido en Sitges con motivo de la Escuela de Verano de la formación política, dijeron que como nacionalistas se sentían identificados con lo que denominaron "centro radical". La dimisión de Miguel Ángel Rodríguez como portavoz del Gobierno se convirtió en el motivo de charla de todos los corrillos de las jornadas de los nacionalistas.

En los debates políticos, tanto el secretario general de CDC, Pere Esteve -ayer-, como el de organización, Felip Puig -el viernes por la tarde-, afirmaron que Convergència vive su mejor momento. "Los vientos soplan a favor de los nacionalismos modernos, no agresivos, no excluyentes, que superan la dialéctica derechas-izquierdas", dijo Puig. Esteve afirmó: "El centro radical que algunos buscan en Europa tiene una traducción política en las siglas de CDC. Centro porque está en el medio, radical porque es contundente". En la jornada de ayer, Esteve propuso a los militantes de CDC "la cultura de la convivencia para superar la cultura de la tolerancia". Esteve lo explicó así: "La tolerancia es un valor positivo, pero tolerar es también tener que soportar, aguantar, y no se trata sólo de tolerarnos, sino de convivir, que significa hacer un proyecto común. La traducción política de la convivencia es la soberanía compartida. ¿Se trata de que en Madrid sólo nos toleren? No, convivir quiere decir compartir el poder, manteniendo nuestra identidad y autonomía". Ante los medios de comunicación, Esteve criticó: "Ni el PP ni el PSOE han dado prioridad a la renovación de su discurso. Se encuentran en un desierto ideológico. No puedo apreciar cuál es su cuerpo de ideas para afrontar los retos del siglo XXI. No están trabajando en ello. Al contrario, su reflexión es de clausura, limitación, con posiciones inmovilistas, no alternativas". En opinión de Puig, los nacionalistas catalanes tienen ante sí siete "riesgos" concretos, que enumeró de la manera siguiente: "El nacionalismo español, que se cree superior; el riesgo de dejarnos llevar, aposentándonos; la tendencia de los políticos catalanes a acomplejarse; el riesgo de soñar cosas que ya no volverán a ser; el sucursalismo renovado del PSOE y del PP; una visión resistencialista y reduccionista; y por último, la sensación de agotamiento, de inquietud que a veces podemos tener". Pero fuera de las intervenciones y los debates, en los corrillos no se hablaba de otra cosa que de la dimisión de Miguel Ángel Rodríguez como portavoz del Gobierno de José María Aznar. Esteve dijo ante los 300 militantes que asistían a su conferencia que no caería en la "tentación" de comentar los últimos acontecimientos de la actualidad política. Reconoció, no obstante, que CiU mantiene buenas relaciones con el ministro Josep Piqué, que sustituirá a Rodríguez como portavoz, y que en principio eso favorecerá las relaciones con el PP. Las jornadas de CDC de Sitges serán clausuradas hoy por el presidente del partido y de la Generalitat, Jordi Pujol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de julio de 1998

Más información

  • Los dirigentes de la formación dicen que están en su "mejor momento"