FRANCIA 98

Holanda sufre la derrota como un "drama"

Holanda está deprimida. Pero sonríe. Tras tres semanas de festejar los triunfos de los naranjas, los periódicos y los holandeses hablan de "drama". Sin embargo, la mala suerte de los herederos de Cruyff, que cayeron en la tanda de penalits ante Brasil, no borra el excelente desempeño de la selección de Guus Hiddink en el Mundial. "Lágrimas después del suspense", titulaba ayer el diario De Telegraaf. El abandono de la política de Hans Van Mierlo, ministro de Asuntos Exteriores y destacado elemento en la reciente historia holandesa, pasó a segundo plano en un país enganchado al Mundial. Las empresas suspendieron turnos de noche para que los empleados pudieran seguir los encuentros. 11 de los 15 millones de habitantes vieron el partido por televisión.Todos esperan ahora la ocasión para el desquite: la Eurocopa del 2000, que se celebrará en Bélgica y Holanda. Aunque los jugadores tienen que afrontar aún el agridulce partido de consolación el sábado. Su estado de ánimo flaqueaba ayer. El entrenamiento se suspendió. Nadie dio motivos. Nadie los necesitaba.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 08 de julio de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50