Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La historia de un perdedor

Ortuoste estrena el filme "Entre todas las mujeres", basado en "El cuerpo de las nadadoras"

A los apuntes pergeñados por el escritor Pedro Ugarte para una novela, se sumó la imaginación de Luis Eguiraun para dar cuerpo a las historias y la visión cinematográfica de Juan Ortuoste. Tras cinco semanas de rodaje, el resultado de la mezcla es la película Entre todas las mujeres, una comedia de personajes protagonizada por los actores Ramón Barea y Antonio Resines. "Es una película sobre las dificultades para relacionarse y la confusión entre la vida y la obra que padece un escritor [interpretado por Barea], algo que también sufrimos los directores de cine y los actores", dice el director del filme, Juan Ortuoste. La película se aleja de lo que finalmente fue la novela El cuerpo de las nadadoras, por la que Pedro Ugarte llegó a ser finalista el año pasado del Premio Herralde de novela y ganó el Euskadi de novela. "Pedro tenía miedo a la pérdida del carácter literario de la obra", reconocía ayer Ortuoste. "Contar la novela en una película es imposible, pero se ha conseguido mantener su tono". En el cine, el protagonista, -Jorge Galíndez, un periodista y escritor frustrado - recuerda desde la cárcel sus relaciones sentimentales y su asociación profesional con un viejo compañero de colegio. La voz en off del protagonista recorre toda la cinta. Ha sido el recurso utilizado por Ortuoste para sacar a la luz las reflexiones de su desdichado personaje y mantenerse fiel a la obra que inspiró la película, "una novela de mundo interior, muy reflexiva". La evidencia de los pensamientos en la película no resta peso al humor y la ironía al recrear el carácter de perdedor del protagonista. Barea y Resines forman a los ojos del director de la película un dúo perfecto, de la que extrae su vis cómica. Ortuoste no escatima elogios para su trabajo. "Son una pareja clásica, como Jack Lemmon y Walter Mathau", se atrevió a decir. Junto a ellos, desfilan por la obra una docena de actores y actrices, entre los que se encuentran Saturnino García, Teresa Andonegui, Juan Viadas, Lander Iglesias y Mariví Bilbao-Goyoaga."He tratado de rescatar el cine de secundarios, tan olvidados en el cine actual", explicó el director. "Los sucesos que forman la película se conocen a través de estos personajes". La más joven de este reparto de secundarios es Aitana Durán, seleccionada para interpretar su papel de adolescente enamorada de Barea antes de cumplir los 16 años. Ortuoste descubrió a Aitana entre los alumnos de arte dramático del centro Juan de Antxieta de Bilbao. A pesar de no contar con experiencia cinematográfica, una sola prueba fue suficiente para que consiguiera el papel. El estreno de la película supone un respiro, en medio de un panorama que Ortuoste ve amenazado por la incertidumbre. "Después de unos años de cierta euforia, la situación está dificil, con un mercado asediado por el cine americano", añadió. ¿Y el cine vasco? Para Ortuoste, simplemente, no existe. "Dos películas al año no crean una industria", advirtió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998