Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de padres denuncia ataques a sus hijos en una piscina municipal

La Asociación de Padres de Alumnos del colegio público Navas de Tolosa, en Villaverde, denunció ayer las "continuas agresiones" que sufrieron sus hijos en junio en la piscina municipal del polideportivo Plata y Castañar. Ésta es una de las cuatro instalaciones municipales en las que, según el sindicato UGT, bandas juveniles violentas han agredido en el último mes a trabajadores y usuarios. IU anunció ayer que solicitará un dispositivo especial de seguridad para estos recintos.

Los ataques denunciados en Plata y Castañar -que supuestamente incluyeron amenazas y extorsiones a los menores, y hasta el lanzamiento de una botella incendiaria-, se produjeron durante los cursillos de natación que se desarrollaron en la piscina en junio.Según la citada asociación de padres, las agresiones, protagonizadas por bandas juveniles, provocaron el terror de los menores -entre 6 y 14 años- y de sus padres, que llamaron varias veces a la policía, ante la impotencia de la dirección de la instalación, que sólo pudo contratar seguridad privada durante seis días. Tampoco la concejal del distrito les dio ninguna respuesta. Al final, la única solución que les ofreció la dirección de la piscina fue que ellos mismos entraran a cuidar a sus hijos.

El portavoz de la asociación de padres, Fernando Carbonell Santos, manifestó ayer que los niños están "aterrorizados". Carbonell afirmó que la situación es más grave de lo que parece: "Hasta ahora se ha sabido sólo lo que ocurre los fines de semana, pero nosotros lo vivimos todos los días". Y añadió: "Yo mismo me enfrenté a catorce chavales que amenazaron a varios niños e incluso al entrenador"Los incidentes fueron tan continuados que, según este portavoz, el cursillo de natación tuvo que suspenderse el pasado 24 de junio, seis días antes de su finalización oficial.

El gerente del IMD (Instituto Municipal de Deportes), Guillermo Jiménez, calificó los sucesos denunciados por UGT en Plata y Castañar y en otras tres piscinas municipales (en Santa Eugenia, Palomeras y San Fermín) de "aislados y sobredimensionados". Sin embargo, ante la gran afluencia de público que acude a las piscinas, dio por "bienvenida" toda ayuda de la policía.

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Franco González,anunció ayer que solicitará en el próximo pleno la creación de un dispositivo especial de seguridad para las piscinas municipales, integrado por la Policía Municipal, o, en su defecto, por agentes privados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998

Más información

  • Las agresiones obligaron a suspender un cursillo en Villaverde