Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

300 opositores de profesorado de francés se examinan con dos horas de retraso por un error en Málaga

Los 300 opositores a 115 plazas de profesorado de francés que se examinaban ayer en Málaga tuvieron que esperar dos horas para realizar la prueba. La causa de la demora fue que el examen que llegó al instituto Cánovas del Castillo, donde estaba previsto que comenzase el ejercicio a las 10.00, era el de la especialidad de Biología. El transporte de los exámenes de todas las materias desde Sevilla se encargó a una empresa privada, Prosegur, a la que se achaca una equivocación en el reparto de los sobres. Cuando el error se hizo patente, unos minutos antes de la hora en que debía iniciarse la prueba, el tribunal de Málaga notificó a los opositores que el examen iba a retrasarse indefinidamente. Luego, se puso en contacto con los responsables de Educación en Sevilla para que les reexpidieran el texto correcto. Se comunicó el problema a los otros tribunales que supervisaban el mismo examen en Granada, Sevilla y Almería, con el fin de evitar cualquier posibilidad de fraude. El presidente del tribunal malagueño afirmó que no había ningún riesgo de filtración; recalcó que era "imposible" que hubiese trascendido el texto de la traducción que constituía la única pregunta del examen, porque no se permitió que ninguno de los opositores en las demás provincias andaluzas abandonase la sala, ni que se comunicase con el exterior por ningún medio antes de que los opositores de Málaga hubiesen comenzado su prueba, a las 12.00.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998