Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRIMARIAS SOCIALISTAS EN MADRID

El equipo de Morán insiste en que el partido favorece a Leguina

El equipo de Fernando Morán, aspirante a candidato socialista para la alcaldía, denunció ayer a su rival, Joaquín Leguina, de incumplir las reglas electorales e insistió en que la Federación Socialista Madrileña no juega limpio y está favoreciendo a Leguina. Los seguidores de Morán aseguraron que ayer los 11.000 militantes recibieron un sobre con una papeleta de voto a favor del ex presidente regional. "Ha sido el segundo sobre de Leguina recibido por los afiliados, y sólo estaba permitido uno", señalaron.

MÁS INFORMACIÓN

El responsable de la campaña del ex ministro de Asuntos Exteriores, Víctor Jara, explicó que "la Federación Socialista Madrileña sólo admitía a cada candidato buzonear una sola vez". Jara denunció que ayer los militantes socialistas recibieron en sus casas un sobre remitido desde la oficina del candidato Leguina. En su interior había una papeleta de voto para la candidatura del ex presidente regional. "Ésta es la segunda carta que recibimos. Es muy grave, porque supone una ruptura de la equidad de las dos candidaturas", señaló. Jara fue muy duro: "Se ha prostituido el proceso de primarias, se ha roto la igualdad de armas y, además de las posibles repercusiones legales, puede tener repercusiones políticas muy importantes".Para el equipo de Morán, el hecho de que el ex presidente haya enviado esta carta a los afiliados de la FSM supone que "Leguina ha tenido acceso a otros 11.000 sobres y a otras 11.000 etiquetas nuevas" con el nombre de los militantes, lo que implica "una ruptura incluso económica" respecto a la otra candidatura.

Pero las sospechas fueron más allá y apuntaron directamente a la directiva de la FSM. Jara sugirió que tal vez la propia FSM ha corrido con los gastos de envío de esta misiva y acusó a la dirección de "ayudar al otro candidato". El secretario general de los socialistas madrileños, Jaime Lissavetzky, no quiso juzgar esta acusación: "La dirección de la FSM está absolutamente al margen de este proceso. Existe una comisión de garantías que ha de velar por la transparencia de un proceso en el que no voy ni a entrar ni a salir. De los roces que haya entre los dos candidatos prefiero no decir nada". Ante la "irregularidad" y la "gravedad" de los hechos, la candidatura de Morán trasladó su denuncia a la comisión de garantías regional y federal. "Hemos pedido que se anulen estas papeletas; es la única solución. Que los militantes que quieran votar a Leguina tomen la papeleta en las agrupaciones", criticó Jara. Y añadió: "Se están reproduciendo por parte de algunos compañeros los viejos trucos de otras épocas que creíamos ya superados".

Acusaciones "hipócritas"

Por su parte, Manolo Guedán, coordinador de campaña de Leguina, consideró "hipócritas" las denuncias del equipo de Morán. "La FSM nos ha dado un total de dinero y cada equipo lo puede gastar según considere. Nosotros hemos preferido enviar más sobres, mientras Morán disfruta de un coche pagado", explicó."Me sorprende que ahora vengan con estas denuncias, porque el día 22 de junio un compañero nuestro le remitió una carta a la comisión de garantías de la FSM en la que se explicaba el envío de las papeletas. Además pedimos entonces que se pusieran los medios adecuados para garantizar las condiciones de igualdad para ambas candidaturas", añadió Guedán. "Si los colaboradores de Morán no han querido enviar más papeletas, es cosa suya, lo que pasa es que como no tienen ideas para la campaña, lo único que hacen es enturbiar el proceso de primarias. Hay dos campañas: la de Leguina contra Álvarez del Manzano y la de Morán, que va contra nosotros", remachó Guedán.

Otra fuente de polémica entre los dos equipos ha girado en torno al derecho a voto de los miembros de la Asociación Socialista Universitaria (ASU). Al final, la comisión de garantías ha decidido que los afiliados por esta agrupación, siempre y cuando estén empadronados en Madrid, puedan votar en estas primarias.

Por otra parte, siete de los 10 jóvenes que formaron el equipo de apoyo de Borrell en las primarias a candidato socialista para presidente del Gobierno hicieron público ayer "que no han decidido todavía el voto". "El miércoles, dos personas de nuestro grupo se erigieron en representantes de todos, faltando a la verdad", dijo ayer José Manuel Peralta.

Fernando Morán no quiso ayer entrar en las críticas a su oponente. Se centró en la "necesidad de adoptar medidas de choque para atajar los males de Madrid".

El primero de estos males madrileños que describió Morán fue el del desempleo: "Hay que diseñar planes de empleo desde las juntas municipales. Para eso es necesario revitalizar estas juntas, porque ahora no disponen de autonomía para gestionar su propio presupuesto. Además es necesario crear una concejalía de Empleo, que podría estar coordinada con la Comunidad y con el Estado".

El ex ministro de Asuntos Exteriores planteó después la posibilidad de "crear más empleo público en el Ayuntamiento de Madrid". "Hay que estudiar la plantilla, aunque es un objetivo que se tendría que analizar con más profundidad", explicó. Morán también se refirió a la contaminación y al ruido de la capital. "Hay muchas zonas que sobrepasan los decibelios y los niveles de contaminación atmosférica permitidos. La mayoría de las veces esto viene provocado por el tráfico, y hemos de evitar que los accesos a la ciudad se congestionen", dijo. Añadió que para esto último existen "soluciones técnicas", aunque no especificó cuáles.

El aspirante a candidato para desbancar a Álvarez del Manzano hizo hincapié en "la dificultad para acceder a la vivienda de los madrileños, especialmente los jóvenes". "Si lográramos que la especulación del suelo bajase podríamos abaratar los costes de la vivienda, que serían mucho más accesibles", dijo.

Morán lamentó "la deshumanización y el desequilibrio entre los barrios que vive la ciudad". "La marginación tiende a la guetización, que a su vez deriva en una mayor inseguridad ciudadana. Hay que abandonar la idea de una ciudad dividida en sectores y tender a una ciudad integrada, aunque para esto se necesita tiempo y margen", dijo. El aspirante a candidato no quiso descalificar al actual alcalde, "porque ya lo hace por sí mismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de junio de 1998

Más información

  • "Se reproducen viejos trucos de otras épocas"