El Barça utiliza para el riego agua de dos pozos por los que no paga canon

VIENE DE LA PÁGINA 1 El caso del FC Barcelona es bastante distinto del de Montserrat. El club paga el canon por el consumo de agua medida, es decir, la que le llega a través de las cañerías y que usa para La Masia, para el consumo de boca, para duchas, etcétera. No lo paga, en cambio, por el agua que utiliza para regar los campos. El Barça toma esta agua de unas minas que discurren por el subsuelo del club y que confluyen en un depósito situado bajo el aparcamiento. Esta agua se emplea para el riego de los cinco campos de césped que utilizan los diversos equipos, desde el de primera división hasta los diversos filiales. Un portavoz del club explicó que el Barça usa el agua de dos minas y que dispone, desde 1994, de una concesión de 75 años para el agua de estos pozos. También afirmó que nadie les ha pedido que paguen ningún tipo de impuesto. El canon se paga a partir de los consumos cuando es posible que éstos sean medidos; en caso contrario, se procede a una estimación objetiva. Cuando IC preguntó por el pago del canon por parte del Barcelona, recibió una repuesta a medias. Pere Macias explica en ella los consumos por cañería, pero omite la destinada a riego, en opinión de IC. La respuesta apoya esta tesis ya que precisa: "El concepto por el cual paga el canon de infraestructura hidráulica es el de sujeto pasivo, como cliente de la empresa suministradora", es decir, del agua que recibe para el consumo doméstico y no de la de riego, que procede del subsuelo. Hace 10 días se supo que el fiscal ha decidido analizar un supuesto pacto entre el anterior consejero de Política Territorial, Artur Mas, y los campos de golf de Cataluña por el que éstos pagarían un tanto alzado, inferior al conjunto de la deuda, y quedarían exentos de nuevos pagos par el periodo que va de 1991 a 1996. La existencia de este pacto estaba avalada por cartas del presidente de la Federación Catalana de Golf a los responsables de diversos clubes en las que les explicaba los pasos que seguir para regularizar la situación. Esto ha sido negado por los responsables del Gobierno catalán. Pese a las negativas, IC llevó el asunto al Parlament al entender que las cartas que obraban en su poder eran testimonio de que el pacto era real y no inventado. Los diputados de IC no exigían responsabilidades penales, aunque suponían que podía haberlas, sino políticas. Fue la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Cataluña (Confavc) la que decidió remitir el asunto a la fiscalía para que ésta decidiera si el supuesto pacto, destinado a condonar parte de la deuda a los campos de golf, suponía un delito ya que implicaba una disminución de ingresos para el erario público. Pujol afirmó en el Parlament que la cuestión de si los campos de golf deben pagar canon es opinable, ya que éstos aducen que usan el agua para riego, al igual que los campesinos. El Gobierno catalán tiene decidido revisar la ley que regula los impuestos del agua y uno de sus objetivos es homogeneizar los tributos y reducirlos. La intención del Ejecutivo es que la nueva ley entre en vigor a principios de 1999.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de junio de 1998.