Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cooperativistas acampados en Algete acuden al Defensor del Pueblo

Los cooperativistas de Algete, que desde el pasado 15 de mayo acampan en la plaza del Caudillo para pedir al Ayuntamiento que recalifique con urgencia suelo para viviendas sociales, han llevado su ruego hasta el Defensor del Pueblo, Fernando Álvarez de Miranda. "Los cooperativistas quieren imponer la ley del revólver", critica el alcalde, Carlos Torquemada, del PP.

Los cooperativistas acampados en la plaza de Algete (13.000 habitantes) se entrevistaron el pasado martes con el Defensor del Pueblo, Álvarez de Miranda, con la intención de que inste al Ayuntamiento a recalificar suelo destinado a vivendas sociales. Los miembros de la cooperativa Socovía llevan acampados desde el pasado 15 de mayo y piden que se dediquen urgentemente 60.000 metros cuadrados de suelo para construir 400 pisos baratos.

Interés del Defensor

Según manifestó su portavoz, Alfonso Crespo, el Defensor se interesó por su problema.La entrevista con Álvarez de Miranda coincide con el anuncio del regidor, Carlos Torquemada (del Partido Popular), de que el Consistorio abrirá una ventanilla entre los meses de julio y octubre para que los vecinos puedan solicitar las viviendas sociales previstas en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio, cuya aprobación definitiva aún está pendiente.

El plan contempla la construcción de más de 600 pisos baratos en los próximos 12 años, un plazo que los cooperativistas consideran excesivo. Anuncian que seguirán acampados en la plaza del pueblo hasta que el alcalde se comprometa a recalificar suelo para sus viviendas.

Para el regidor, que ha ordenado el desalojo de la plaza en dos ocasiones, infructuosamente, la actitud de los acampados es intolerable.

"Los cooperativistas nos tienen hasta las narices. Quieren imponer la ley del revólver y conseguir las cosas a base de meter ruido en la plaza, asustar a los vecinos y dar palizas a afiliados del PP", señaló Torquemada.

Según el regidor, el presidente de Socovía, Nicolás Piñeiro -hijo del portavoz del Partido Regionalista Madrileño, PRIM, en el Consistorio-, agredió a un miembro del PP en el transcurso del pasado fin de semana cuando éste "les recriminaba por ocupar ilegalmente la plaza". Ambos han presentado denuncias por agresión ante la Guardia Civil.

Sin mala fe

Alfonso Crespo negó que Piñeiro agrediera de mala fe al militante popular. El presidente de Socovía es hijo del ex diputado en la Asamblea de Madrid Nicolás Piñeiro, que abandonó el PP y sostuvo, desde el PRIM, a Joaquín Leguina en su puesto de presidente de la Comunidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 1998

Más información

  • Reclaman al alcalde suelo urgente para viviendas sociales