Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

800.000 pesetas de multa a los padres de las niñas que pegaron a otra

La Audiencia Provincial de Vitoria ha condenado a pagar una multa de 800.000 pesetas a los padres de ocho niñas que agredieron a otra menor. El dictamen de la Audiencia revoca una sentencia firmada a finales del pasado mes de febrero por el Juzgado de Primera Instancia número 5 de la capital alavesa en la que no se condenaba a los padres por entender que podía existir una responsabilidad compartida por el colegio Ursulinas, centro escolar donde cursaban estudios todas las niñas. El incidente se produjo el 28 de mayo de 1996. Según las diferentes versiones, un grupo de niñas que cursaba 7º de EGB llevaron a su compañera a los jardines de la Catedral Nueva, sitos justo enfrente del colegio, donde consumaron la agresión. Se trataba de un grupo de ocho alumnas, una de las cuales parece que había mantenido una disputa dialéctica con la agredida. Las heridas causadas por la agresión obligaron a sus padres a trasladarla hasta el servicio de urgencias, donde le apreciaron un hematoma en la cara y contusiones de carácter leve. Los padres de esta menor presentaron una denuncia ante la Ertzaintza. La disyuntiva del juzgado era determinar si el lugar de la agresión era o no competencia del colegio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de junio de 1998