Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Declara que intentó matar a puñaladas a su vecina porque le hacía la vida "imposible"

José G.H., el esquizofrénico-paranoide que estuvo a punto de matar a una vecina en Alcalá del Río (Sevilla), a la que asestó 14 puñaladas en la creencia de que ésta maltrataba y pellizcaba a los animales para que chillaran y le pusieran nervioso, manifestó hoy que la mujer y los demás vecinos de la localidad le hacían la vida "imposible". José, que tiene 53 años y se enfrenta a una petición del Ministerio Público de nueve años y diez meses de prisión, indicó insistemente ante el tribunal que no recordaba absolutamente nada de lo sucedido en la madrugada del 30 de junio del pasado año cuando, en el poblado de El Viar, cogió un cuchillo de 15,5 centímetros de hoja y se acercó hasta la puerta de su vecina, Francisca A.L., a la que sin mediar palabra alguna asestó hasta un total de 14 puñaladas que le afectaron órganos vitales como el corazón y el pulmón derecho. El acusado, que actualmente se encuentra ingresado en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla, señaló que las relaciones con su vecina eran "indiferentes" y que no la conocía de nada, aunque precisó que tanto ella como los otros vecinos le hacían la vida imposible. Aunque José no pudo explicar a la Sala por qué sus vecinos le fastidiaban, dado que se había quedado "con la mente en blanco", achacó -según sus declaraciones en la fase de instrucción- concretamente a Francisba el maltratar y pellizcar a los animales para que estos chillaran, le molestaran y pusieran nervioso. El propio acusado reconoció que hace diez años le fue diagnosticada una esquizofrenia-paranoide, lo que fue confirmado por los peritos, dos forenses y un psicólogo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998