Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torres Hurtado justifica el colapso en el paso de romeros por "una falta de previsión"

El delegado del Gobierno en Andalucía, José Torres Hurtado, atribuyó ayer a la "falta de previsión de los organizadores" del cruce de las hermandades gaditanas por el Guadalquivir la causa de que unos 2.000 romeros hayan tenido que pernoctar en Sanlúcar de Barrameda. Torres Hurtado negó que el incidente haya sido culpa de la Marina, que aportó tres barcazas, aunque reconoció que sí se produjo un retraso "de media hora aproximadamente" en uno de los viajes de una de las embarcaciones porque "estaban esperando a que terminasen de comer los almirantes" y un segundo tiempo muerto a consecuencia de una pequeña avería en otra, todo lo cual llevaría "una hora". El delegado del Gobierno en Andalucía reiteró que la Marina "donó generosamente el número de lanchas que se le solicitaron" y apuntó que si los organizadores sabían que se iban a reunir seis hermandades para cruzar "debían haberlo previsto". Además, se debería haber tenido en cuenta, según Torres Hurtado, es la fuerte marea de estos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998