Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.500 millones para reformar las aceras de 134 vías

El alcalde José María Álvarez del Manzano, del PP, anunció ayer que piensa destinar 1.500 millones de pesetas para arreglar las aceras de 134 calles, entre las que se cuenta un buen tramo de la calle de Alcalá. "Esto es para demostrar que no sólo me ocupo de los conductores, sino también de los peatones", explicó el regidor.La rehabilitación consistirá, en general, en sustituir el pavimento, ampliar el espacio para viandantes "ahí donde fuera posible" y rebajar los escalones en los cruces para facilitar el desplazamiento de personas minusválidas o que van en sillas de ruedas. El trozo de la calle de Alcalá incluido en la reforma es el que discurre entre la Puerta de Alcalá y la Gran Vía. Esta zona, cuya imagen urbana, según los técnicos, presenta "un patente deterioro", tendrá aceras de granito y 10 metros de anchura. Otras calles beneficiadas son: Camino de Vinateros (Moratalaz), algunos tramos de Goya (Salamanca), Palos de la Frontera (Arganzuela) o la ribera de Curtidores (Centro).

El alcalde aseguró que asimismo existe un estudio para que toda la plaza de Cibeles se pueda cruzar sin necesitar transitar por un túnel. Actualmente, el peatón que baje por la acera de los pares de la calle de Alcalá, al llegar a Cibeles, o bien salta una pequeña valla o bien se mete en el túnel del metro para cruzar el paseo del Prado. "Lo hemos estudiado, y es complicado", dijo el alcalde, "porque se trata de parar el tráfico en la Castellana y Alcalá, pero vamos a trabajar en ello".

Las obras de la Operación Acera comenzarán en junio.

Por otra parte, la comisión de gobierno aprobó ayer convocar un concurso para reformar la avenida de Córdoba. Entre otras cosas, el municipio piensa dejar libre una plataforma de seis metros de ancho para que en un futuro pueda circular por ahí un tranvía. El proyecto prevé convertir la avenida de Córdoba, actualmente una vía rápida, en una calle de aire más urbano. El plan costará 709 millones de pesetas y prevé, para mejorar el flujo del tráfico, construir tres glorietas con 400 metros de separación entre sí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de mayo de 1998

Más información

  • La calle de Alcalá será la estrella del plan, dado "el patente deterioro de su imagen urbana"