Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad levantará un edificio de alabastro, por 800 millones, detrás de Sol

"De alabastro, aluminio y vidrio". En estos términos describió ayer el consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, la fachada del edificio que la Comunidad levantará en breve junto a la Casa de Correos de la Puerta del Sol, actual sede de la presidencia regional.El nuevo bloque se levantará exactamente sobre el solar del número 4 de la calle de Carretas, el último que quedaba vacío en la zona, y supondrá un desembolso de casi 800 millones para construir 4.000 metros cuadrados destinados a despachos y oficinas de las consejerías de Presidencia y Hacienda.

El edificio, diseñado por los arquitectos Carmen Herrera, José Manuel López Peláez y Javier Frechilla, tendrá varios patios interiores "que darán una iluminación cenital muy agradable para trabajar", según afirmó Amalia Castro Rial, directora general de Arquitectura y Vivienda. Previamente, esta responsable de la Consejería de Obras había explicado que se habían presentado 93 proyectos al concurso. Los miembros del jurado, entre los que figuraba el decano del Colegio de Arquitectos, Luis del Rey, han optado por el proyecto que integra mejor el nuevo edificio en el entorno de la Puerta del Sol. "No se pueden permitir aventuras arquitectónicas en esta zona", comentó Cortés.

La entrada estará situada en el callejón de San Ricardo, frente a los accesos para el público de la Casa de Correos. El edificio incorporará los mismos sistemas tecnológicos de la sede de la presidencia regional. "No será inteligente, será inteligentísimo", dijo el consejero.

Las obras comenzarán el próximo mes de octubre y estarán terminadas en el plazo de 10 meses, por lo que, "previsiblemente, estará inaugurado para las elecciones regionales", según Cortés.

El Gobierno regional también quiere ocupar el edifico que actualmente utiliza la Brigada Judicial de la policía, en la plaza de Pontejos. Sin embargo, las negociaciones para obtener el inmueble están "un poco paralizadas", según reconoció el consejero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de mayo de 1998