Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martínez Noval acepta ser adjunto de Borrell en el grupo parlamentario

Poco a poco la lista de políticos de los que se rodeará José Borrell en el Grupo Parlamentario del PSOE va tomando cuerpo. El ex ministro de Trabajo Luis Martínez Noval aceptó ayer ocupar la portavocía adjunta, convirtiéndose de hecho en la mano derecha del candidato socialista. Queda por decidir quien sería el secretario general del grupo parlamentario si el actual, Jesús Caldera, fuese relevado.

"Tengo muchas razones para aceptar, pero sobre todo mi inclinación muy acusada para hacer oposición a la derecha. El cuerpo me lo pide, tanto hacerles oposición como presentar alternativas, por lo que estaré muy cómodo como viceportavoz". Ésta fue la primera declaración del ex ministro de Trabajo y diputado por Asturias Luis Martínez Noval tras dar el sí a José Borrell. Su natural discreción le hacía precisar una y otra vez que todo está pendiente de que la ejecutiva federal del PSOE lo apruebe el lunes y, después, lo ratifique el plenario del grupo parlamentario socialista.La pieza que Borrell todavía no ha encajado todavía del todo es la del número tres. Este puesto de secretario general lo ocupa actualmente Jesús Caldera, que ha desempeñado este papel tanto con el actual portavoz, Juan Manuel Eguiagaray, como con el anterior, Joaquín Almunia. Ambos han hablado favorablemente a Borrell de la capacidad de Caldera para el cargo.

La duda de Borrell está en dejar a Caldera en su puesto o que sea sustituido por la ex secretaria de Estado de Justicia María Teresa Fernández de la Vega, que en estos momentos ocupa una de las tres secretarías generales adjuntas. Otra de esas secretarías la mantendrá Francisco Fernández Marugán y con toda probabilidad la diputada por Lleida Teresa Cunillera entrará como sustituta de Mercedes Aroz.

En el supuesto de que Jesús Caldera no permaneciera en la secretaría general y Fernández de la Vega diera el salto a ese puesto quedaría otra plaza vacante. Si esto fuera así Borrell piensa en dos personas. El andaluz Sergio Moreno o el vallisoletano Tomás Rodríguez Bolaños. Con todos ha hablado Borrell, pero con nadie se ha comprometido al completo, a excepción de Martínez Noval.

El nombramiento de portavoz adjunto ha sido recibido con "respeto" por parte del Grupo Parlamentario del PP aunque confía en que el PSOE clarifique quién será su interlocutor en el Parlamento. Los populares apuntan que los socialistas deben tener en cuenta el Reglamento de la Cámara, así como que no pueden "imponer" a los restantes grupos acuerdos internos, en referencia al adoptado por Borrell y Almunia tras ganar el primero las primarias, según el cual Borrell sería el portavoz del grupo y se mantenía como presidente del mismo al secretario general. Asimismo, se creaba la figura del portavoz adjunto, que se encargaría de la gestión ordinaria del grupo que no pudiera asumir el candidato, reservándose éste para los grandes debates. En este sentido, el PP quiere saber qué funciones delegará Borrell en Martínez Noval.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de mayo de 1998

Más información

  • Queda decidir si Caldera se mantendrá como secretario general