El PP toma las palabras de Arzalluz como "una provocación a Aznar"

El Partido Popular acusó ayer al presidente del PNV de convertirse en el agitador de un enfrentamiento entre demócratas. Las declaraciones de Xabier Arzalluz, atribuyendo a José María Aznar intereses electorales para no acabar con ETA, han desatado un aluvión de críticas en su contra. "Se ha metido de lleno en un escenario de crispación permanente", declaró el líder del PP vasco, Carlos Iturgaiz. El expresidente del Gobierno Felipe González criticó a ambos: "Están echando toneladas de legitimidad a los violentos".

Las duras declaraciones de Xabier Arzalluz provocaron ayer una oleada de críticas al presidente del PNV por parte de los partidos del bloque democrático. El contenido de la entrevista publicada en EL PAÍS con declaraciones como "ETA sí que tiene un proyecto político, no es una simple mafia ni la banda del Tempranillo", "Aznar no acaba con el terrorismo por interés electoral" o "a ETA se le niega todo, no se quiere aceptar que sea un movimiento político", no han sido bien recibidas en la mayoría de los partidos políticos.El presidente del Partido Popular en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, aseguró que esas declaraciones "son una provocación al Partido Popular y al presidente Aznar". Para Iturgaiz, las palabras de Arzalluz son "una falta de sentido común. El PNV", añadió, "ha perdido la centralidad y la moderación por hablar con HB". Para el presidente del PP, "Arzalluz se ha convertido en un agitador que está provocando un enfrentamiento entre demócratas".

El ex presidente del Gobierno Felipe González calificó el espectáculo de "lamentable" y repartió críticas tanto al PNV como al PP. "Entre unos y otros están echando toneladas de legitimidad a los violentos", dijo.

"Arzalluz, lamento decir, hace una acusación de electoralismo desde una posición electoralista pura", añadió González antes de viajar a Oslo junto a José Borrell, para participar en una reunión de la Internacional Socialista.

Pacto entre PNV y PP

Para el secretario general de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, ahora es "evidente" que el PNV y el PP "han suscrito un pacto para mantener la tensión, aunque sea sobre la base del desacuerdo". El problema, declaró Redondo, "es que hay muertos sobre la mesa".En opinión del presidente del PP catalán, Alberto Fernández Díaz, el líder del PNV, Xabier Arzalluz, "ha dado un nuevo ejemplo de su irracionalidad". Según Fernández, el PNV no puede ser siempre todo lo consciente que debiera de lo que supone padecer los efectos del terrorismo. "En el PP", declaró, "daríamos cualquier cosa por no ser un objetivo terrorista. Quizás al señor Arzalluz, desde su irracionalidad e incompetencia, le cueste mucho entenderlo".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El coordinador general de IU-EB, Javier Madrazo, está convencido de que tanto el PNV como el PP están jugando a "tensionar la precampaña vasca en torno al debate sobre la violencia para no hablar de los problemas cotidianos de la población". Madrazo se lamentó de las "burradas" del presidente del PNV.

El presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, se refirió a las polémicas declaraciones como un "juego peligroso y vergonzoso". "A mí me importa mucho más acabar con el terrorismo que quién gane las elecciones", dijo.

El secretario de UA, Pablo Mosquera, manifestó que "unos nacionalistas hacen barbaridades y otros se aprovechan de ellas", en referencia a ETA primero, y a los partidos nacionalistas democráticos después.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS