Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
50 AÑOS DEL GATT

Medio siglo de acuerdos

Las ocho conferencias del GATT han logrado una sustancial reducción de los aranceles comerciales

El GATT (Acuerdo General sobre Aranceles de Aduanas y Comercio) entró en vigor en enero de 1948, tras ser firmado por 23 países de economía de mercado. Su objetivo era reducir las elevadas barreras arancelarias que entorpecían los intercambios comerciales mundiales. Se trata de un acuerdo intergubernamental, al margen de las Naciones Unidas, que regula las relaciones comerciales entre los signatarios o partes contratantes. El máximo órgano es la Asamblea de las Partes Contratantes, que debe tomar sus decisisiones por una mayoría de dos tercios, y se reúne dos veces al año. Entre esas sesiones, el Consejo de Representantes, formado habitualmente por los ministros de Comercio, cuenta con capacidad resolutoria, aunque sus decisiones deben ser aprobadas en la asamblea.Además de una secretaría permanente, el GATT está formado por una serie de comités: el de Negociaciones Comerciales (el eje central de la organización), el de Restricciones Cuantitativas, el de Agricultura, el de Productos Industriales y el de Comercio y Desarrollo. La organización, además, constituye grupos de trabajo para analizar problemas concretos y que se disuelven cuando finalizan su cometido. El GATT ha venido funcionando a través de las denominadas conferencias arancelarias, de las que se han celebrado ocho. En la primera (Ginebra, 1947), se redactó el Acuerdo General, y en las siguientes se fueron perfilando los primeros pasos de la liberalización.

El ingreso de España

La quinta conferencia (Ginebra, 1960-1962) se llamó Ronda Dillon -por Douglas Dillon, secretario de Estado de EE UU-, en la que se cambiaron las hasta entonces negociaciones bilaterales para productos concretos -que luego se hacían multilaterales- por el compromiso de los países industrializados de reducir de forma lineal sus aranceles en un 20%. En la sexta, la Ronda Kennedy (1962-1967), se alcanzó una reducción del 30% en los aranceles de Estados Unidos y de la Comunidad Económica Europea para productos industriales. España, que había comenzado las negociaciones con el GATT en 1961, ingresó en él en 1963, tras ajustar a la baja sus tarifas. La séptima comenzó a llamarse Ronda Nixon, pero cambió a Ronda Tokio (1973-1979), cuando el presidente estadounidense se vio obligado a dimitir. En ella comenzaron a tomar parte países socialistas y se aprobaron medidas para favorecer a los países en vías de desarrollo. Además de reducir considerablemente el arancel para éstos, se adoptó el Código de Valoración de Aduana, el Acuerdo sobre Compras del Sector Público, el Procedimiento para el Trámite de Licencias de Importación, el Código de Subvenciones y Derechos Compensatorios y el Código de Normalización. Hubo acuerdos sobre productos bovinos, lácteos y tropicales.La octava y última conferencia, la Ronda Uruguay (1986-1994), finalizó después de aprobar la creación, dentro de las Nacionales Unidas, de la OMC como sucesora del GATT, con la responsabilidad de administrar el Acuerdo General revisado (incluidos los códigos de las rondas Tokio y Uruguay), así como convenios sobre propiedad intelectual, aspectos en materia de inversión y comercio de servicios. Los países industrializados redujeron sus aranceles en una media del 38% en cinco años en los productos industriales y en un 36% en seis años en los agrícolas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de mayo de 1998