Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA ETA

Aznar ataca con dureza al PNV por dialogar con HB y promover la negociación con ETA

El presidente del Gobierno, José María Aznar, convirtió ayer su mitin de presentación de la candidatura a lehendakari de Carlos Iturgaiz en Vitoria en una reflexión pública sobre el terrorismo en la que no ahorró duros ataques al PNV, su socio parlamentario, por mantener el diálogo con HB y promover la negociación con ETA. Aznar rompió su silencio de dos años sobre la situación del País Vasco, desde que como presidente del Gobierno pactó con el PNV. "Soy un gobernante prudente, pero hoy voy a hablar claro", dijo. Y lo hizo entre el entusiasmo de 3.000 de sus seguidores.

El mitin de José María Aznar se celebró en el polideportivo de Mendizorroza. "¿De qué quieren que hable con los asesinos de ETA y sus esclavos, la basura de HB?", dijo dirigiéndose al PNV. Aznar inició el que ha sido, sin duda, su discurso más claro sobre el País Vasco desde que gobierna, y que arrastrará consecuencias en sus relaciones con el PNV, estableciendo que no va a dialogar ni negociar con ETA. "El País Vasco no se va a rendir. El Estado no va a claudicar. ETA y HB acabarán todos en la cárcel". Este arranque levantó la primera ovación de los asistentes, conmovidos por el doble asesinato de Tomás Caballero y Alfonso Parada en sólo dos días.Tras advertir que no está dispuesto "a dejar en la estacada a quienes alentaron el espíritu de Ermua", Aznar entró en materia con una pregunta al PNV, aunque sin citarlo: "¿Por qué un año después del espíritu de Ermua, donde se decidió que había que aislar a HB, ahora se convierten en interlocutores indispensables? ¿Qué ha cambiado?".

"Algunos me dicen que algo se mueve en ETA y HB, aunque nadie me dice nunca que es seguro", respondió él mismo, haciéndose eco de sus conversaciones con Xabier Arzalluz y el lehendakari, José Antonio Ardanza, durante sus conversaciones sobre el plan de pacificación hace sólo tres meses. "¡Todo lo que se mueve en HB y ETA es lo mismo: matar!", prosiguió; "¿qué se ha movido en ETA y HB? José Ignacio, Alfonso, Asun, Tomás...", y, en medio de atronadores aplausos, citó la lista de las víctimas de ETA desde hace un año.

En un nuevo reproche al PNV, añadió: "Me pregunté cuántos días y horas iban a pasar desde que asesinaron a Tomás para que alguien dijera que había que hablar con HB. Sólo fueron minutos. Cuando ETA asesina, se dice que hay que hablar con los asesinos. ¿De qué quieren que hable con los asesinos?".

Luego, en otro reproche al PNV, manifestó que "algunos lamentan que en España no haya un Tony Blair", en referencia al primer ministro británico, que facilitó la paz en Irlanda del Norte. "Se pueden decir todas las sandeces y tonterías que se quieran", respondió.

Irlanda del Norte

Pero no se paró ahí. "Vamos a hablar de Irlanda del Norte y el País Vasco. Hagamos comparaciones, ya que nos las piden", dijo en otra clara referencia al PNV: "En Irlanda del Norte hay católicos y protestantes. Existe la República de Irlanda, existe Irlanda del Norte y existe Inglaterra. ¿Dónde está aquí Irlanda del Norte? ¿Y los católicos? ¿Y los protestantes? Lo único que era igual en Irlanda del Norte y el País Vasco era el terrorismo. Lo que allí ha cambiado es que hay gente dispuesta a dejar de matar y aquí no".Pero Aznar quiso ir aún más lejos en las comparaciones y entró en el contenido político de la autonomía: "Si alguien quiere la misma receta para el País Vasco que la aplicada en Irlanda del Norte, lo primero que tiene que hacer es lograr que ETA deje de matar. En segundo lugar, si aplicásemos al País Vasco los mismos resultados que a la autonomía irlandesa, su autonomía se reduciría al 5% de su expresión".

Aznar hizo un llamamiento a la tolerancia y la integración de todos los vascos e inmediatamente volvió a la carga: "Aquí sólo sobra ETA y la basura de HB, los esclavos de ETA". Esta expresión volvió a levantar a los asistentes de sus asientos.

El ministro del Interior, Jaime Mayor, presentó el acto y a Carlos Iturgaiz. Mayor tuvo una discreta intervención para ceder todo el protagonismo a Aznar y su insólito discurso, que recordó a los que pronunciaba en su etapa de oposición.

Antes de viajar a Vitoria, Aznar estuvo en Pamplona, donde visitó a la viuda y los cinco hijos del concejal asesinado y guardó un minuto de silencio en el lugar donde fue tiroteado, informa

Después se trasladó a la sede de UPN, donde se reunió con la plana mayor del partido y reiteró su política de firmeza ante el terrorismo. Aznar expresó su apoyo a Carmen Alba, de 30 años, la edil que sustituirá a Caballero. "A tí te voy a seguir la pista expresamente porque sé que lo vas a hacer muy bien", le dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de mayo de 1998

Más información

  • "¿De qué quieren que hable con los asesinos y con los esclavos de la banda terrorista?"