Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL NACIMIENTO DEL EURO

La importancia de llamarse "enviado especial"

Más periodistas españoles que de ningún otro país siguen en directo la cumbre de Bruselas

Si la importancia de un país se midiese por el número de periodistas que se han acreditado en la cumbre europea del euro España sería la primera potencia del mundo. El vicepresidente segundo, Rodrigo Rato, habrá podido medir esa pujanza española cuando, a su llegada a Bruselas, estuvo a punto de ser arrollado por una marea de cámaras y micrófonos de los medios de comunicación españoles.Unos 3.000 periodistas, fotógrafos y técnicos de televisión del mundo entero se han acreditado para cubrir el Consejo Europeo extraordinario y nada menos que 407, cerca de un 14%, son españoles. La prensa española es la más representada, por delante de la de Alemania, que cuenta con 329 acreditados, y la de Bélgica, el país afitrión, con 326.

A continuación figuran los periodistas británicos (180), seguidos por los italianos (134) y los franceses (130). El séptimo grupo en importancia ya no es comunitario; son los corresponsales y los enviados especiales de Estados Unidos, que ascienden a 117.

La octava colonia periodística tampoco es europea, son los 109 japoneses. Algo más de la cuarta parte de la masiva presencia española corresponde a TVE, que durante el fin de semana emite todos sus telediarios desde la capital belga. Ninguna otra televisión pública europea ha destacado a tanta gente en Bruselas. Su presupuesto para esta operación rebasa, según diversas estimaciones, los 700 millones de pesetas.

Antena 3 Televisión hace también sus informativos desde Bruselas, donde ha enviado a 45 personas, pero no así Tele 5 que sólo cuenta con 12 enviados especiales. Entre las autonómicas, la televisión gallega es la que ha efectuado un mayor despliegue, junto con la catalana TV 3.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de mayo de 1998