EL JUICIO DEL "CASO BANESTO"

Conde dice que conocía los apuntes contables

El ex presidente de Banesto Mario Conde declaró ayer que conocía los apuntes contables realizados durante su gestión y defendió los mismos como prácticas normales, en contra de la acusación del fiscal y las otras partes, que han calificado ciertas operaciones intergrupo y algunas contabilizaciones de la época del ex presidente como «artificios contables». Conde aseguró al tribunal, asimismo, que el plan de saneamiento de Banesto llevado adelante por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) en 1994 fue un fraude que se basó en pérdidas falsas e inexistentes.

«Las pérdidas potenciales, a efectos de los accionistas de Banesto, se contaron como definitivas. Eso fue una expropiación de valor. Los propios accionistas no se han enterado todavía», dijo el ex banquero. Se refería a las pérdidas acumuladas de 577.000 millones pasadas por la cuenta de resultados de 1993.

Más información

Conde defendió todos los apuntes contables, negó que durante su gestión se obstaculizara la labor de los inspectores del Banco de España y defendió su relación con los cuatro grupos económicos que han originado quebrantos en Banesto (Dorna, Oasis-Pedro Pueyo, Jacques Hachuel y Euman-Valyser). Respecto a Pueyo, defendió su actual amistad con el empresario. «Siento mucho no haberla tenido antes. Me hubiera gustado que cerca de mi hubiera habido muchos con su moral. Mucho. Mucho. Mucho. En vez de otros».

Pérdidas multimillonarias

Conde recordó que, ante la presión de los inspectores del Banco de España, había reconocido en 1993 posibles pérdidas en las relaciones entre Banesto y Oasis del orden de 15.000 millones. «Para que se quedaran contentos», dijo que se había reconocido. El fiscal Luis López Sanz, atónito, preguntó si había reconocido pérdidas sólo para contentar al Banco de España. Conde respondió que el Banco de España estimaba pérdidas de 25.000 millones. Según Banesto, la separación con Oasis ha costado 48.000 millones al banco. El acusado arremetió con displicencia contra Javier Abad por sus revelaciones sobre Oasis en el Congreso de los Diputados, en 1994.

El ex banquero declaró, a preguntas del fiscal, que no supo que la Reserva Federal de Estados Unidos envió una carta al Banco de España, el 26 de agosto de 1993, anunciando una sanción por irregularidades de Banesto Banking Corp. (BBC) y de la sucursal de Banesto en Nueva York. Conde se lavó las manos citando el nombre de Paulina Beato, ex presidenta de BBC. «Tenía una relación íntima con el gobernador Luis Ángel Rojo. Intima no en... tal sentido. Eran íntimos amigos», explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50