Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez decano de Vítoria crítica la visita del delegado del Gobierno

La visita que el delegado del Gobierno en el País Vasco, Enrique Villar, realizó al juzgado de guardia de Vitoria el pasado 31 de marzo, poco antes de que HB presentase la denuncia por las escuchas a su sede, fue "inadecuada e imprudente", según ha manifestado a EL PAÍS el juez decano de la Audiencia, Jaime Tapia. No obstante, aseguró que esta visita no tuvo nada que ver con la decisión de encomendar la investigación a la Guardia Civil y no a la Ertzaintza, lo que motivó la protesta del Gobierno vasco. "Sería intolerable que nadie del Gobierno sugiriera nada a un juez, porque es un delito", dijo.

Tapia señaló que el acuerdo de delimitación de servicios entre las policías no afecta a los jueces, porque es un acuerdo entre administraciones sin rango de ley, y defendió la decisión de encomendar el caso a la Guardia Civil que adoptó la juez de guardia, Blanca Fernández, y ratificó su compañera Carmen Lasanta.

"Conozco a ambas y pongo mis dos manos en el fuego por ellas: garantizo que la decisión se ha tomado de forma independiente, ponderada, quizá teniendo en cuenta las posibles ramificaciones extraterritoriales del asunto", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de abril de 1998