Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa concede 32.000 millones en ayudas para las zonas del sur y el este en declive industrial

La Comunidad Europea ha decidido suministrarle al tejido industrial madrileño una inyección de 31.990 millones de pesetas. El consejero de Hacienda, Antonio Beteta, presentó ayer en el pleno de la Asamblea este plan de inversiones, con vigencia para el periodo 1997-1999, en el que la Administración regional y las locales aportarán otros 39.228 millones, hasta sumar un total de 71.218. La mayor parte de esta cantidad irá a parar a los grandes municipios del sur metropolitano y del Corredor del Henares, que cuentan en Bruselas con la consideración de zonas en declive industrial.

Beteta se felicitó ayer en la Cámara regional porque el gasto europeo en ayudas haya aumentado en un 28%, según sus cuentas, con respecto al anterior bienio 1995-1997. Y como el dinero llama al dinero, pronosticó: "Esa contribución de la Comunidad Europea va a generar en Madrid otros 125.000 millones en inversiones privadas". De los casi 32.000 millones que llegan desde Bruselas, 25.320 corresponden a los llamados Fondos Estructurales para el Desarrollo (Feder) -inversiones directas en polígonos industriales y otras infraestructuras-, y los 6.670 restantes, a cursos de formación: los llamados fondos sociales europeos. La izquierda- regional (PSOE e IU) coincidió en criticar este reparto, "puesto que el compromiso con los municipios", in dicaron, "incluía más inversiones puras y duras y menos cursos". Tampoco le gustó a la oposición la "excesiva burocratización en la gestión" de estos fondos europeos informa J. M. Romero.

En cualquier caso, numerosas empresas privadas, una decena de grandes municipios del sur y el este y todas las universidades públicas se beneficiarán de la llegada de estas subvenciones. He aquí los principales destinos que le espera al dinero europeo (con los importes traducidos en pesetas, aunque se conceden en ecus).

Desarrollo tecnológico de empresas.

La partida más voluminosa, con 39.600 millones, corresponde a la puesta en marcha de programas de fomento de la tecnología industrial y de calidad y seguridad en las empresas privadas. La subvención puede oscilar entre el 15% y el 50%. Para conseguir las ayudas, los inspectores europeos valorarán el carácter innovador del proyecto, las perspectivas de futuro de la empresa y la creación de empleo estimada.

Reducción del interés en los préstamos.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) es el encargado de gestionar esta ayuda, por la cual las pequeñas y medianas empresas pueden solicitar un préstamo, a devolver en cinco o en siete años, con 2,5 puntos de rebaja en el interés. Europa aporta 317 millones de pesetas para tal fin. Pueden solicitar esta rebaja sociedades de todo tipo, salvo las relacionadas con la agricultura, la ganadería, la caza y la pesca.

Mejoras en el tratamiento de aguas.

Para la ampliación y perfeccionamiento de distintas plantas depuradoras se reservan 4.163 millones, de los que los fondos europeos cubren la mitad. Las principales instalaciones que se benefician de esta actuación son las de Alcalá (industrial), Soto Gutiérrez (en la zona industrial de Valdemoro) y Casaquemada, en el Corredor del Henares.

Accesos para polígonos regíonales.

La mejora de carreteras de la red provincial ocupa 4.010 millones, de los que la Consejería de Obras Públicas ha de asumir 2.800: Europa sólo se responsabiliza del 30% restante. Se trata del acondicionamiento de vías y accesos para suelo industrial en 11 puntos de la red. Entre ellos Figuran la nueva (y polémica) M-407, entre Fuenlabrada y Polvoranca, al lado de Leganés, que Europa sufraga al 80%. También se encuentran las duplicaciones de calzada en la M-506 (de la carretera de Extremadura al enlace de Miraflores) y la M-206 (junto al polígono Las Monjas, en Torrejón de Ardoz). Por lo demás, la rehabilitación de áreas urbanas degradadas absorbe otros 3.186 millones de pesetas.

Equipos de investigación para las universidades.

La puesta al día de distintas instalaciones para la investigación en las seis universidades públicas madrileñas araña 7.292 millones, de los que las subvenciones comunitarias asumen la mitad. Dentro de esta amplia actuación destaca la dotación a la Universidad Autónoma del primer acelerador con haces de iones de toda España, un aparato con el que los científicos avalarán la autenticidad de los cuadros dudosos del Prado, entre otras muchas utilidades.

Instituto de Cerámica y Vidrio.

Costará 634 millones, de los que la mitad, nuevamente, corren por cuenta de Europa. El edificio, que se erigirá en el campus de Cantoblanco de la Autónoma y estará adscrito al Centro Superior de Investigaciones Cíentíficas, se suma a los ya existentes de Catálisis y Petroleoquímica, Biotecnología de Materiales y Biología Molecular.

Centro de Astrobiología en Torrejón.

Este moderno edificio para Torrejón de Ardoz supone un gasto de 760 millones, que la Comunidad Europea asume al 50%. Se concibe como un "centro de excelencia", regido por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, con el que desarrollar esta disciplina en auge, híbrido de la astrofísica y la biología. Cuando se ponga en marcha, el centro albergará entre 40 y 60 investigadores, con especial dedicación a la formación de científicos de alto nivel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 1998

Más información

  • La inversión incluye a la pequeña empresa, proyectos de investigación y desarrollo universitario