Coches y sociedades

El senador Domingo González Arroyo, quien asegura que heredó "una enorme fortuna de sus padres, tiene además una auténtica flota de vehículos de lujo. A nombre de la sociedad Infrarrenta, en la que renunció a su cargo de administrador el 12 de abril de 1996, se han adquirido en los últimos años seis turismos Mercedes, modelos 560, 500, 300 y 190, y dos Range Rover. Dos de ellos los conduce su esposa, Rafaela Segura, de la que está separado de hecho, y su hija Pilar González Segura.Infrarrenta se dedica a la explotación de piedra y grava para construir ladrillos. Esta sociedad se constituyó el 20 de diciembre de 1976 y en la misma, además del matrimonio González, figuró como miembro del Consejo de Administración Eduardo Espinel Montelongo, carpintero del Ayuntamiento de La Oliva. Espinel, junto a Pedro Reyes Melian, encargado jubilado de personal y compras del Ayuntamiento, fue también accionista de la sociedad Conlaofu, propietaria de una gasolinera de la isla en la que trabaja la esposa del senador.

Más información

El presidente de Conlaofu es Ceferino Guerra Vera, antiguo juez de paz del Ayuntamiento recusado por el PSOE por su amistad con el alcalde. Guerra es también administrador único de la sociedad Pila, propietaria de la otra gasolinera de La Oliva, en la que trabaja como contable una hija del senador. "Los dueños viven en Madrid. Sólo los vi una vez", dice Guerra, quien reconoce que el senador no tiene intereses en el negocio.

En la sociedad Prelao, dedicada a la explotación agrícola, figuró también el senador y su mujer como accionistas. Ahora, el dirigente popular asegura que es "inmensamente rico" y que no tiene ninguna sociedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de abril de 1998.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50