Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La euforia bursátil anima al Gobierno a vender su 41% de Endesa para ingresar 1,6 billones

La espectacular escalada de la Bolsa ha animado al Gobierno a privatizar totalmente la compañía eléctrica Endesa, en la que el Estado mantiene una participación del 41,1%. El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Pedro Ferreras, explicó ayer que la privatización -la mayor de las realizadas hasta la fecha- supondrá para el Estado unos ingresos aproximados de 1,6 billones de pesetas.

La operación, tal y como fue aprobada ayer por el consejo de administración de la SEPI, tiene dos partes. Primero, los accionistas de Endesa deberán aprobar en junta general una reducción del 8,1% del capital en manos de la SEPI -85,2 millones de acciones- y el pago a la sociedad estatal de un máximo de 3.885 pesetas por cada acción (el precio de cierre del pasado jueves).Ello supondrá para la compañía un desembolso de unos 331.000 millones, pagaderos al término de la oferta pública de venta de acciones (OPV) que culminará en el mes de junio.

Una vez aprobada la reducción de capital, la SEPI pondrá en marcha la oferta pública sobre el 33% restante, 343.207.390 acciones, lo que proporcionará al Estado unos ingresos aproximados de 1,3 billones de pesetas.

La fuerte demanda de títulos que registra el mercado bursátil ha animado al Gobierno a desestimar la privatización de Endesa en dos tramos, idea que se manejaba hasta hace unas semanas.

El proceso de privatizaciones no ha saturado la demanda y los bancos que coordinan la privatización de Endesa (BBV, Argentaria, Santander y Dresdner Kleinwort Benson), han aconsejado el órdago y la venta total de la participación pública en la compañía eléctrica en un momento de gran optimismo.

Ayer, Endesa cerró en Bolsa a 3.980 pesetas por título, lo que supone una subida del 2,45% respecto al jueves. Cambiaron de manos 11,3 millones de acciones y el volumen de endesas negociado (44.974 millones de pesetas) supuso el 20% del total.

Ferreras explicó que la SEPI recomendará al Gobierno que se reserve durante tres años, ampliables a cuatro, la potestad de control de operaciones estratégicas (fusiones o compras) mediante el mecanismo conocido como acción de oro o golden share.

De acuerdo con el calendario que maneja la SEPI, el Consejo de Ministros puede examinar y aprobar la operación el 24 de abril (previo examen del dictamen del Consejo Consultivo de Privatizaciones); el 12 de mayo estaría listo y registrado el folleto con las condiciones de la oferta pública y el día 18 del mismo mes se abriría la solicitud de títulos. La OPV culminaría en el mes de junio.

Desinversiones

Endesa, que inscribe la reducción de capital prevista «en el proceso de consolidación del grupo» y la valora como «una decidida apuesta por la creación de valor para sus accionistas» explicó ayer en un comunicado cómo piensa hacer frente al desembolso de unos 300.000 millones pagaderos a la SEPI: con su capacidad para generar cash flow (beneficios más amortizaciones), demostrada con los 478.000 millones del pasado año y con desinversiones en algunas de las empresas en las que participa (Red Eléctrica, Unión Fenosa y Antena 3 Televisión, entre ellas). Las desinversiones pueden ascenderán a unos 175.000 millones, según la compañía.Ayer mismo, la eléctrica anunció que ha vendido un 0,5% de su participación (el 1%) en la alemana RWE por 21.160 millones de pesetas, lo que supone unas plusvalías de 13.482 millones. «La decisión (de reducir capital) se ha adoptado una vez liberalizado el sector (eléctrico) y conocidas las implicaciones que la misma tendrá en el futuro de la compañía» alemana, aseguró ayer Endesa.

El presidente de la SEPI resaltó, por su parte, que la operación se lanza en un «momento macroeconómico interesante». Ferreras aseguró estar seguro de que el mercado podrá absorber sin mayores dificultades el volumen de acciones a la venta.

En su opinión, la operación diseñada mejorará el beneficio por acción de la compañía y la rentabilidad financiera de sus recursos propios, sin afectar a su capacidad para generar fondos. «La operación se justifica por el éxito obtenido en los anteriores procesos privatizadores llevados a cabo por el Estado», concluyó.

Ingresos récord

Endesa ya fue protagonista el pasado mes de octubre de otra operación de venta sobre el 25,57% de su capital, que también entonces fue una operación récord en el mercado bursátil. El Estado ingresó 692.000 millones de pesetas. Sumadas las cantidades ya ingresadas y las previstas, la privatización total de Endesa -cobro de la SEPI incluido- supondrá para las arcas del Estado unos ingresos superiores a los dos billones de pesetas.Una cosa dejó clara también el presidente de la SEPI. La salida del Estado de Endesa no tiene por qué afectar a la presidencia de la compañía, ya que se trata de una decisión que compete a la junta de accionistas. Endesa está presidida por Rodolfo Martín Villa desde febrero del pasado año, cuando sustituyó a Feliciano Fuster.

Martín Villa, en referencia a quienes desde la oposición política demandan cambios en la dirección de las empresas privatizadas, ha asegurado en repetidas ocasiones que no trabajará desde la presidencia para «blindar» su posición en la compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de abril de 1998

Más información

  • La sociedad reducirá su capital un 8,19% y la SEPI colocará el 33% restante en el mercado