Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empleados de 'La Época' se hacen con la propiedad para evitar el cierre

Santiago de Chile

Los 120 trabajadores del diario La Época asumieron el control de un 76,5% de la propiedad para intentar superar la crisis financiera de este matutino, y lo mantendrán en circulación mientras intentan atraer a inversionistas privados. El diario tuvo ayer un respiro después de 13 días en que su supervivencia estuvo amenazada al no poder pagar su contrato de impresión con otra empresa periodística. "Queremos borrar 11 años de errores, creando una nueva empresa", afirmó el director del periódico, Carlos Aldunate.La Época, un diario creado como un medio independiente frente a la dictadura militar de Pinochet -y cuyo modelo se inspiró en el español EL PAÍS- pudo ser el órgano de la transición chilena a la democracia. Sin embargo, sucesivas crisis económicas y una baja circulación le impidieron cumplir esa aspiración.

Hace dos semanas, el Consorcio Periodístico de Chile, S.A. (Copesa) dejó de imprimir La Época por deudas impagadas y el diario se vio obligado a recurrir a una nueva imprenta. A través de las páginas del matutino y de su diario electrónico en Internet, los periodistas pidieron apoyo para mantener la publicación. Políticos, intelectuales, artistas y otros lectores les enviaron su solidaridad. "El resultado de la campaña fue fantástico y nos inyectó energía para recuperar el diario", dijo Aldunate. Según él, recibieron más de 1.000 mensajes por correo electrónico y in cinco días lograron las suscripciones que habitualmente obtienen en un mes.

Aldunate ha presentado una denuncia ante la comisión de ética de los medios de comunicación porque en dos diarios, uno de ellos electrónico, y una revista, todos de Copesa, se informó erróneamente de que La Época iba a desaparecer. Aldunate critica lo que considera uso de información privilegiada. Los medios aludidos sostienen que su fuente era fiable: el presidente del directorio de La Época.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de abril de 1998