Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La construcción del tren monoviga de Barajas se retrasa

El tren monoviga que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) construirá para unir la futura terminal de la tercera pista del aeropuerto de Barajas (NAT) y las terminales ya existentes llegará con retraso. AENA, organismo gestor del aeropuerto, ha decidido postergar su adjudicación, según informó ayer Cinco Días, porque no sabe aún dónde se ubicará la parada del tren que el Ministerio de Fomento tiene en mente, y que iría desde la estación de Chamartín hasta la cabecera del monoviga.La construcción del ferrocarril de Fomento depende de que Renfe obtenga las plusvalías necesarias en la llamada Operación Chamartín, para poder efectuar la obra. Pero este proyecto está empantanado a la espera de que el Ayuntamiento y la Comunidad fijen el número de pisos que se podrán levantar en Chamartín. Dependiendo de la edificabilidad que se apruebe, Renfe obtendría más o menos plusvalías y, por tanto, tendría fondos suficientes o no para llevar el tren a Barajas.

La solución más cómoda

Un portavoz de AENA explicó ayer: "Cuando sepamos cómo y cuándo llega el tren [de Fomento] podremos construir el monoviga. En ese momento encontraremos la mejor y más cómoda solución para los pasajeros". Es decir, cuando sepan dónde acaba el tren de Fomento Podrán trazar el interno del aeropuerto.El proyecto de construcción del monoviga, conocido entre los técnicos de AENA con el nombre de piper mover, tiene un presupuesto de 16.000 millones de pesetas. Según el proyecto diseñado por los ingenieros de AENA, recorrería una distancia total de 5,1 kilómetros. Tendría cuatro estaciones: terminal internacional (T- 1), nacional (T-2), dique norte (T-3) y nueva área terminal (NAT).

Está previsto que recorra el trayecto entre las terminales en unos seis minutos y que no lleve conductor. Transportaría unos 3.600 pasajeros a la hora. El tiempo de permanencia en cada estación oscilaría entre los 10 y los 60 segundos.

Dos uniones temporales de empresas optan actualmente a la construcción de este tren. Se trata de Siemens, Matra y Ferrovial, y ADtrans, FCC y Dragados.

Desde AENA se indicó ayer que "el retraso en la adjudicación del concurso no significa que éste haya sido suspendido definitivamente, sino sólo que la decisión se tomará cuando se tengan todos los elementos necesarios".

Esto significa que los primeros pasajeros que aterricen en la nueva pista, cuyas obras estarán acabadas previsiblemente a finales de año, tendrán que ser trasladados hasta las terminales en autobús. La construcción del tren monoviga es una de las actuaciones mas importantes del proyecto de ampliación del aeropuerto de Barajas. Un plan que tiene un presupuesto de más de 150.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de abril de 1998