Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sartori advierte sobre la amenaza de la televisión ante la cultura de las ideas

El autor de 'Homo videns' ve un retroceso del pensamiento

Giovanni Sartori confiesa que le gusta ver la televisión. Sin embargo, no teme acusar al medio como el causante de un cambio radical en la naturaleza del Homo sapiens. En su libro Homo videns (Taurus), Sartori alerta sobre las consecuencias de una educación basada en la imagen. Los videoniños, incapaces de tener un pensamiento abstracto, serán individuos de mente débil, una "cultura de la incultura".

El libro de Giovanni Sartori, uno de los más prestigiosos politólogos y pensadores italianos, es un breve y contundente ensayo sobre algo que pocos advierten hoy en día. Homo videns retrata un presente y un futuro alarmante, en el que el individuo va perdiendo su capacidad de entendimiento, de profundización, de conocimiento."La función de la televisión es la de producir y vender imágenes. Y ésa es su fuerza y su límite. Es algo inevitable y que además yo aprecio", dice. "El problema serio es el impacto que tiene en los niños. Si empiezan a ver la televisión a los tres años, se forman como personas visuales, con un mundo hecho de imágenes. Lo que no es imagen les resulta aburrido o simplemente no existe", afirma Sartori. Según él, la televisión crea una dependencia de lo que se muestra en imágenes y anula la capacidad de abstracción y con ella toda nuestra capacidad de comprensión.

"No deberíamos dejar que suceda sin advertir los peligros que eso implica", afirma. "La gente tiene que darse cuenta de que deben volver a actuar como seres racionales, aunque esa afirmación les ofenda".

En contra de las tesis del norteamericano Nicholas Negroponte, un optimista del futuro de las nuevas tecnologías dentro de la sociedad, Sartori critica su superficialidad. "Me asusta su posición de gurú y su total ignorancia", dice sin ambages. "Es un misionero de la vacuidad. Él cree que el mundo empieza con la tecnología digital. No distingue entre información, subinformación y desinformación. Para él la información es un valor en sí mismo y diferenciar las distintas categorias o formas en la que la recibimos es irrelevante".

Para Sartori no lo es. Buena parte de su libro se centra en el análisis de cómo el homo videns es incapaz de tener un auténtico criterio político. "La televisión transforma la realidad al transformar la información en imágenes", dice. "La desinformación es un arma con la que juegan los políticos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de marzo de 1998