Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Iglesia de Austria reconoce las acusaciones contra un cardenal

La Iglesia austriaca reconoce como ciertas las acusaciones contra el cardenal Hans Hermann Groer por abuso sexual. "Tenemos que soportar el silencio de Groer, pero no podemos callar nosotros, responsables de la Iglesia", dijo el cardenal Christoph Schoenborn en una declaración firmada también por otros tres exponentes de la alta jerarquía católica austriaca.

Desde que en 1995 un ex pupilo de Groer le acusó de haber abusado de él sexualmente cuando era niño, el cardenal, entonces arzobispo de Viena, optó por callar, en un principio con el respaldo de la mayoría de los obispos.

Tampoco rompió el silencio cuando un mes después, el semanario Profil, que había hecho público el drama del pupilo, sacó a la luz otros cuatro casos similares. Sin decir palabra sobre sus presuntos delitos, Groer abandonó entonces el cargo de presidente de la Conferencia Episcopal y se retiró a un monasterio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 1998