Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eladio Núñez, poder histórico

Eladio Núñez Prada es presidente de la poderosa Asociación Gremial del Taxi, mayoritaria en Madrid (cuenta con 10.000 de los 15.000 taxistas registrados en la capital).

Núñez, casado y con una hija, nació hace 54 años en San Justo de Sanabria (Zamora) en el seno de una familia de labradores. A los 21 años condujo su primer taxi. En 1983, a los 39 años, ocupó la presidencia de la asociación en sustitución de Clemente Torres, actual concejal del PP en Arganzuela. En las últimas elecciones, su candidatura obtuvo 2.322 votos de los 4.370 emitidos.

La Federación Profesional del Taxi, su gran oponente, le acusa de estar sometido a la voluntad del Gobierno municipal, pero él niega depender de ningún partido: "Lo único que defiendo es el interés del taxi. No me muevo por ningún objetivo político porque no es mi estilo", dice.

Las discrepancias con su oponente surgieron en julio de 1997, con el ascenso de Juan Sánchez a la cúpula de la Federación Profesional del Taxi. Durante las últimas manifestaciones ha criticado la actitud de los ''taxistas rebeldes" y no ha apoyado sus reivindicaciones, que considera "injustificadas e incongruentes". "Son una falta de respeto a los acuerdos adoptados en diciembre con Echeverría [primer teniente de alcalde]", señala.

Respecto al polémico aparcamiento de Barajas, tomado por los rebeldes la semana pasada, Núñez insiste en que "la Gremial es fiel al acuerdo firmado hace más de dos años con AENA y el anterior presidente de la Federación Profesional del Taxi [Tomás Aparicio]". Núñez, con todo, admite que es urgente una reestructuración del sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de febrero de 1998