Cardenal siguió en su rectificación las pautas que le había hecho llegar CiU

El Grupo Catalán (CiU) se da por satisfecho con las explicaciones del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, y rechazará las propuestas socialista y del Grupo Mixto para que el Gobierno le destituya, las cuales se someterán a votación en el pleno del Congreso el próximo martes. Cardenal se atuvo en sus explicaciones a las pautas que CiU le había hecho llegar a través el Ministerio de Justicia y del PP.

CiU mantendrá cuatro de los cinco puntos de su proposición no de ley, que también se votará el próximo día 10. El quinto, en el que se expresaba "el más enérgico rechazo" a las expresiones utilizadas por Cardenal y por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, excesivamente benévolas con las últimas dictaduras militares de Chile y Argentina, y se reclamaba que ambos se retractaran, será retirado. Los nacionalistas consideran que ese punto ya se ha cumplido con la comparecencia de Cardenal el pasado jueves ante la Comisión de Justicia e Interior del Congreso."[La intervención de Cardenal] Ha dado satisfacción a lo que a nosotros nos interesaba: que hubiera un desmentido total, absoluto y sin fisuras en el sentido de la condena de lo que fueron los regímenes dictatoriales y militares en Chile y Argentina", declaró Jordi Pujol desde Bruselas. De hecho, los nacionalistas catalanes hicieron llegar al fiscal general a través del PP y del Ministerio de Justicia las pautas de lo que querían oír en su boca para darse por satisfechos, según fuentes de CiU.

Los otros cuatro puntos de la propuesta de los socios catalanes del Gobierno se mantendrán íntegramente y cuentan, en principio, con el apoyo de toda la Cámara.

El PSOE emplaza a Pujol

Los socialistas, por boca de la diputada Mercedes Aroz, emplazaron a CiU para que "actúe en defensa de las instituciones públicas y las libertades democráticas, de acuerdo con lo que es una formación política con convicciones democráticas profundas" y, en consecuencia, vote a favor de la destitución de Cardenal. El Gobierno, por el contrario, está satisfecho por la labor del fiscal general. El secretario de Estado de la Comunicación, Miguel Ángel Rodríguez, no quiso entrar en si la comparacencia de Cardenal le había reforzado o no. "Sí sé que no le hacía falta un reforzamiento, al menos a ojos del Gobierno, que está satisfecho con su labor", declaró.A favor de Cardenal se alinearon ayer las asociaciones de jueces conservadora -Asociación Profesional de la Magistratura- y centrista -la Francisco de Vitoria-, que consideran que la comparecencia de Cardenal no era necesaria. Para la progresista Jueces para la Democracia, la rectificación carece de valor, ya que se trató de una comparecencia no voluntaria. De la misma opinión es la Unión Progresista de Fiscales (UPF) en Cataluña, para quien la única rectificación válida sería una revisión del criterio en contra de que la Audiencia Nacional sea competente para perseguir los delitos "de genocidio y terrorismo" cometidos por aquellas dictaduras. "Sus explicaciones no fueron creíbles", dijo César Estirado, portavoz de la UPF, informa Pere Ríos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS