Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva condena al duque de Feria por abuso y corrupción de menores

Dos años para la madre de una de las niñas fotografiadas

Rafael Medina Fernández de Córdoba, duque de Feria, de 55 años, ha sido condenado a una pena de arresto de 40 fines de semana por un delito de abusos sexuales; y a seis meses de cárcel por corrupción de menores. La sentencia de la Audiencia de Sevilla, que tiene su raíz en unas fotografías con dos menores desnudas, se suma a la ya firme del Tribunal Supremo que condenó al aristócrata a nueve años de prisión por rapto, corrupcion de menores y facilitar el consumo de drogas. El nuevo fallo sostiene que el duque de Feria hacía las fotografías con las menores para "obtener placer sexual".

El abogado del duque de Feria, Antonio Mates, mantuvo durante el juicio, que se celebró en diciembre pasado, que este proceso estaba conectado con el anterior y que durante la investigación se tenían que haber sumado las actuaciones para celebrar una sola vista oral. "Es un proceso redundante", dijo ayer Antonio Mates, quien anunció que recurrirá la sentencia de la Sección Séptima de la Audiencia sevillana, la misma que condenó en primera instancia al duque de Feria, en el anterior caso, a 18 años de cárcel. Esta sentencia fue luego reducida por el Supremo justo a la mitad.La sala condena también a Ana Ruiz, la madre de una de las niñas que aparecen en las fotos, a dos años de prisión por permitir que su hija fuera utilizada para fines sexuales. Además, le retira la patria potestad, durante año y medio.

La sentencia señala que el duque de Feria, quien actualmente cumple su pena en la prisión de Huelva, sufría "trastornos que afectaban a su personalidad, produciéndole placer desnudar y bañar a niñas de corta edad, y fotografiar y contemplar fotografías de mujeres y de niñas desnudas o semidesnudas".

El tribunal aplica al aristócrata una eximente incompleta de alteración psíquica causada porque era "consumidor de cocaína y de bebidas alcohólicas en exceso". Este proceso surgió tras la publicación en la revista Interviú, el 13 de mayo de 1993, de unas fotografías en las que aparecía el duque de Feria con dos niñas menores de 12 años. En un caso, Rafael Medina fue fotografiado con una niña que no ha sido identificada y a la que "tocó el sexo a la vez que acercaba la cabeza para besarla". La segunda menor con la que el duque de Feria fue fotografiado es la hija de la otra condenada, con la que contactó a través de los teléfonos de servicios sexuales de los periódicos.

En el segundo caso la mujer hacía fotografías a su hija con el duque de Feria (mediante una máquina Polaroid) en hoteles o en la propia residencia de Rafael Medina. En estas fotografías aparece la niña semidesnuda, sólo con unas bragas, y pintándose los labios, en presencia del aristócrata. Estas fotografías, afirma la sentencia, "fueron entregadas por Ana Ruiz al acusado, quien las contemplaba para satisfacer sus apetencias sexuales".

El tribunal condena al duque de Feria en el delito de abusos sexuales por el nuevo Código Penal; y en el de corrupción de menores, por el antiguo, ya que resulta más beneficioso para él. Por el antiguo, Rafael Medina podía haber sido condenado a seis meses de arresto por el delito de abusos sexuales, que con las redenciones por el trabajo, nunca sería menor a los 40 fines de semana de arresto que se le pueden imponer ahora. En cuanto al delito de corrupción de menores, ya desaparecido del Código Penal, pero vigente cuando se inició la causa, el tribunal sostiene que es más beneficiosa para Medina la aplicación de la antigua regulación. Con el nuevo Código Penal, el duque de Feria, aplicándole la eximente incompleta, podría ser condenado a nueve meses de prisión, superior a los seis a los que finalmente ha sido condenado por el antiguo Código.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de febrero de 1998