Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa de Madrid logra romper la barrera de los 700 puntos

La Bolsa se empeña en demostrar que es el reflejo del signo de los tiempos, al aunar rentabilidad y riesgo, dos ingredientes indispensables para el inversor de hoy en día y que han permitido a la Bolsa de Madrid superar el nivel del 700% por primera vez en su historia. Este indicador subió 11,89 puntos, el 1,71%, para cerrar en el 707,57%. El Ibex 35 también terminó por encima de los 8.000 puntos, nivel que asimismo, era superado por Wall Street.

Hace poco más de tres años en diciembre de 1994, el índice general de Madrid trataba de consolidar la zona del 300%, lo que supone que en este tiempo los inversores han ganado un 133%, por término medio. El mercado de valores español sigue recogiendo los frutos de la caída de los tipos de interés.

Los mercados europeos, y especialmente la Bolsa de Londres, se vieron empujados al alza, además, por las consecuencias del anuncio el viernes de las conversaciones entre Glaxo Wellcome y SmithKline Beechman para crear el primer grupo farmaceútico del mundo, que se tradujeron ayer en una frenética actividad de compra que realzó el valor total de las cotizaciones en Londres hasta nuevos máximos.

Las acciones de ambos protagonistas en la negociación se dispararon desde primera hora de la mañana llegando a colocar su valor bursátil conjunto en torno a los 122.000 millones de libras (3,05 billones de pesetas), 22.000 millones más que el pasado viernes. De materializarse la fusión con este valor, el nuevo gigante del sector ocuparía el segundo puesto mundial de empresas, por encima de Royal Dutch Shell y por debajo de General Electric.

De momento, la creación del supergrupo ha provocado la alarma entre los sindicatos británicos. La inevitable pérdida de puestos de trabajo -unos 10.000 en el Reino Unido de acuerdo a fuentes sindicales y entre 2.000 y 3.000, según los analistas- les ha llevado a pedir la intervención del Gobierno para frenar la operación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de febrero de 1998