Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe II y una timba por Las Vegas

Destinos exóticos, personajes sorprendentes, actividades curiosas: la oferta de Fitur es gigantesca. Países, regiones, municipios, hoteles, compañías aéreas, todo lo que pueda sonar a viajero está expuesto estos días junto al Parque de las Naciones de Madrid.La oferta turística que ofrece la capital traslada al Visitante a la España en la que nunca se ponía el sol. Madrid celebra este año el 400º aniversario de la muerte de Felipe II, el rey que convirtió la villa en capital del Reino. El Ayuntamiento también quiere impulsar el entorno del Teatro Real, la plaza de Oriente, los homenajes a la generación del 27 en el centenario del nacimiento de Lorca y la promoción de actividades de ocio, como la danza.

La región apuesta fuerte por el turismo rural, los deportes de aventura y mucha naturaleza. Ofertas de cursos de parapente o de buceador autónomo, paseos en bicicleta por la sierra durante varios días, incluso fiestas al aire libre para empleados de empresas. La mayoría de estas propuestas ofrecen precios más que asequibles.

Si uno, por ejemplo, decide hacer más kilómetros, puede acercarse hasta Fayón, en la provincia de Zaragoza, y sentir la emoción de la pesca del siluro, un pez que puede alcanzar un peso de cientos de kilos. O recorrer a caballo zonas despobladas y yacimientos de antiguas civilizaciones por el valle de Tena, en Huesca. En el Pirineo también espera un deporte poco conocido en España, el hidrospeed, o, lo que es lo mismo, bajar por grandes corrientes de ríos con unas simples aletas, un traje impermeable y un pequeño hidrotrineo.

Sin abandonar España, y si el bolsillo lo permite, la localidad de O Grove, en Pontevedra, celebra la Fiesta del Marisco, declarada de interés turístico nacional. Y, si uno atraviesa problemas económicos, puede acercarse hasta los ríos de Navelgas, en Asturias, y buscar las pepitas de oro que esconden sus aguas.

Pero no sólo España está representada en esta Feria Internacional del Turismo. Los países americanos ocupan un espacio importante en el recinto y las ofertas no son menos peculiares. En el puesto de Cuba una mujer lía y enrolla con paciencia hojas de tabaco que darán forma a los puros habanos. Quien visite ese país puede pegarse un baño con delfines en Varadero y disfrutar de una "experiencia inolvidable" junto a un espectáculo de leones marinos. También en el Caribe, aunque esta vez en Jamaica, peces de colores inimaginables, aguas transparentes y playas de arenas blancas esperan al turista. Las excursiones submarinas a través de cuevas de coral, túneles y cavernas completan la oferta.

Y, por supuesto, Estados Unidos, donde el visitante dispone de una guía con las instructivas actividades de Las Vegas: póquer, tragaperras, ruleta, dados, bacará, apuestas de carreras de caballos, bingo... y así hasta 16 juegos distintos. O ser comido por un tiburón, hablar con el cerdito Babe y volar en bicicleta con ET en los estudios de cine Universal, en el Estado de Florida. Las posibilidades de ocio y diversión son enormes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de enero de 1998