Banda atípica

Nueve discos, más de dos millones y medio de ejemplares vendidos, cinco giras multitudinarias y 17 años. Con la separación de El Último de la Fila desaparece una de las bandas más populares y exitosas del pop nacional en los ochenta y noventa. Y también de las más atípicas: el dúo ha huido de lo comercial y del estrellato. Por lo que hace a su sonido, El Último ha sido más convencional, aunque ha acuñado una sonoridad inconfundible y genuinamente hispana marcada por el tono aflamencado que Manolo daba a sus interpretaciones, por el espléndido trabajo melódico desarrollado por Quimi y por unas letras entre el surrealismo, el costumbrismo y las filias y fobias personales.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de enero de 1998.

Lo más visto en...

Top 50