Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La balanza se inclinará hacia el Mediterráneo"

Paavo Lipponen deja claro que no, quiere hablar de política "nórdica, sino del Norte". "No se trata sólo de los Estados nórdicos, se trata de la región del norte, que incluye el noroeste de Rusia, La UE necesita una política para esa dimensión, al igual que hace falta una política de la Unión para el Mediterráneo". Temas como la energía, con todos los recursos de gas que tiene Rusia, o la cooperación nuclear, deben ser coordinados desde Bruselas, en opinión del primer ministro finlandés.Esto no significa, sin embargo, dejar de lado la política mediterránea. "La otra cuestión es que queremos estar implicados y estamos implicados en el Mediterráneo desde el principio. Sabemos que en el futuro, demográfica y políticamente, la balanza se inclinará hacia el Mediterráneo, y el futuro de Europa se decidirá aquí en el próximo siglo", concluye Lipponen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 1998