Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fungairiño da marcha atrás y desvincula de los GAL el vídeo de Pedro J. Ramirez

La fiscalía de la Audiencia Nacional varió su posición y desvinculó ayer el asunto del, vídeo sexual de Pedro J. Ramírez del resurgimiento de los GAL. El director del diario El Mundo, el juez Javier Gómez de Liaño y los fiscales Eduardo Fungairiño e Ignacio Gordillo pretendían esa vinculación. Pero ayer, el propio Fungairiño, fiscal jefe de la Audiencia Nacional, remitió un escrito al juzgado en el que insta que el caso pase al juzgado decano de los de Madrid para su reparto, por considerar ahora que los hechos que se investigan no son competencia de la Audiencia Nacional.

El vuelco ha causado sorpresa en medios jurídicos, puesto que el pasado domingo día 23, en el auto dictado por el juez Gómez de Liaño se señalaba que las investigaciones afectaban a "un grupo dirigido a neutralizar los procesos seguidos por los delitos de los GAL". Y en un auto anterior se precisaba que "las diligencias se tramitarán con independencia del procedimiento que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 28 de los de Madrid, por presunto delito contra la intimidad y propia imagen del director de un medio de comunicación [en clara referencia a Pedro J. Ramírez], aunque sin perjuicio de la cooperación que procediera". El juez avalaba así la tesis de Ramirez, según la cual los GAL actuaban de nuevo.El escrito de Fungairiño respalda la actuación de Gómez de Liaño hasta el momento señalando que existía una denuncia sobre una trama delictiva que había que investigar. De lo investigado, sin embargo, explica el fiscal, se desprende la existencia de una asociación ilícita creada para cometer delitos, amenazas condicionales e intromisión en la vida privada mediante el empleo de medios de grabación.

Se trata, por tanto, de delitos perseguibles de oficio, pero que no entran en la esfera de la competencia de la Audiencia Nacional, según el informe. El único cambio, según Fungairiño, es que de las investigaciones no se desprende la existencia de encubrimiento de delitos de terrorismo. El fiscal recuerda que el encubrimiento, en el nuevo Código Penal, figura como delito autónomo.

Supuesto terrorismo

Gómez de Liaño señalaba que, entre otros delitos, se investigaba un encubrimiento de terrorismo, por lo que la competencia era de la Audiencia Nacional. Este extremo fue respaldado por el fiscal Gordillo el pasado sábado, tras la declaración del abogado Emilio Rodríguez Menéndez, en la que el magistrado, pese a haber sido recusado por Menéndez, le prohibió salir de España y le ordenó comparecer diariamente en el juzgado.Fungairiño, en declaraciones a Efe, había llegado a decir que las actuaciones de Liaño "no tienen relación con otras actuaciones que lleva a cabo el Juzgado número 28 de Madrid, en relación con un vídeo que, presuntamente, atañe al director del diario El Mundo". La intervención de Liaño también había recibido el respaldo del fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, quien aventuró la necesidad de pedir a la juez del número 28, Ana Revuelta, que se inhibiese en el caso sobre el vídeo sexual del director de El Mundo.

Gómez de Liaño, después de que, fuera publicado que no había respetado las normas de reparto, así como que la competencia de la Audiencia era más que dudosa, solicitó su abstención alegando que un imputado había declarado que "había oído" de la existencia de otra cinta sobre el propio juez.

El lunes, los fiscales Enrique Molina y Jesús Santos, que habían presenciado sendas sesiones del interrogatorio del testigo protegido Alfonso Rodrigo, elevaron un escrito a Fungairiño en el que le reclamaban que pidiese la remisión de la causa a los juzgados por entender que el caso no era competencia de la Audiencia Nacional.

Gordillo, que no había firmado el escrito de sus compañeros, ha dado marcha atrás, y ayer elevó un informe similar, que finalmente ha asumido Fungairiño.

Por su parte, Gómez de Liaño solicitó ayer el amparo del CGPJ ante las críticas de las que ha sido objeto por parte del secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, quien había manifestado: "Este señor [por Liaño] no merece ser juez, porque la justicia en sus manos, no recibe la confianza de los ciudadanos". El magistrado ha pedido al CGPJ una resolución que salvaguarde su , "independencia judicial", no sólo por las palabras de Almunia, sino también por dos artículos del director de Ya, Javier Bleda, titulados "Te estoy esperando, Liaño", y "Culero judicial".

Por otro lado, el imputado Daniel Fernández Aceña, miembro de los GAL condenado a 30 anos por el asesinato del ciudadano francés Jean-Pierre Leiba, y que declaró el pasado domingo en el caso del vídeo abierto por Liaño, denunció ayer en un juzgado de Palencia al juez y al fiscal Ignacio Gordillo, según informó el abogado Emilio Rodríguez Menéndez. Según el letrado, Aceña ha denunciado presiones del juez y el fiscal para que declarase la existencia de la trama y de unos supuestos vídeos, y para demostrarlo ha aportado una grabación magnetofónica.

Rodríguez Menéndez recusó ayer a la juez Ana Revuelta, precisamente cuando había sido citado a declarar como imputado en las diligencias. El letrado argumenta que existe enemistad manifiesta por parte de la magistrada, ya que ha solicitado el amparo del CGPJ y el apoyo de la Junta de Jueces por los ataques que recibe del propio Menéndez y del diario Ya, del que es editor. También alega que la juez tiene interés en la causa que tramita.

La juez Revuelta ha pasado el caso a su sustituta, la titular del Juzgado número 5, Carmen Valcárcel, para que resuelva la recusación.

Ardanza apoya a Liaño

El jefe del Ejecutivo vasco expresó su preocupación por la situación que estaba atravesando la justicia en España y en concreto por las "presiones" que, a su juicio, están sufriendo los jueces que se encargan de instruir el caso GAL, especialmente Javier Gómez de Liaño, informa Eduardo Azumendi.Según Ardanza, se están produciendo situaciones de "auténtico linchamiento", y citó el caso del juez Javier Gómez de Liaño, al que, en su opinión, "se quiere separar definitivamente de la Audiencia Nacional para que no siga investigando el caso Lasa y Zabala". Y concluyó ironizando: "Ahora parece que tenemos vídeos a gogó para todo, y a este paso nos vamos a sentir hasta ofendidos los que no tengamos vídeo, porque parece que ninguna persona importante va a quedarse sin él. Por lo tanto, habrá que hacerse uno y distribuirlo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1997

Más información

  • Liaño reclama el amparo del Poder Judicial ante las críticas de Almunia